Los mejores 1001 poemas: “El nombre conseguido de los nombres”, de Juan Ramón Jiménez

Juan Ramón Jiménez (1881-1958)

 

En su ensayo Poesía, cuartel de invierno (Seix Barral, 2002), Luis García Montero se pregunta ¿Cómo contar la vida desde la poesía?, y unas líneas más abajo propone a Juan Ramón Jiménez como “el ejemplo español más claro de la resacralización literaria”.
García Montero reproduce a continuación el poema “El nombre conseguido de los nombres”, en su opinión “uno de los títulos más significativos de Dios deseado y deseante“.

EL NOMBRE CONSEGUIDO DE LOS NOMBRES

(poema)

Juan Ramón Jiménez

 

Si yo, por ti, he creado un mundo para ti,
dios, tú tenías seguro que venir a él,
y tú has venido a él, a mí seguro,
porque mi mundo todo era mi esperanza.

Yo he acumulado mi esperanza
en lengua, en nombre hablado, en nombre escrito;
a todo yo le había puesto nombre
y tú has tomado el puesto
de toda esta nombradía.

Ahora puedo yo detener ya mi movimiento,
como la llama se detiene en ascua roja
con resplandor de aire inflamado azul,
en el ascua de mi perpetuo estar y ser;
ahora yo soy ya mi mar paralizado,
el mar que yo decía, mas no duro,
paralizado en olas de conciencia en luz
y vivas hacia arriba todas, hacia arriba.

Todos los nombres que yo puse
al universo que por ti me recreaba yo,
se me están convirtiendo en uno y en un
dios.

El dios que es siempre al fin,
el dios creado y recreado y recreado
por gracia y sin esfuerzo.
El Dios. El nombre conseguido de los nombres.

 

narrativa_newsletterp

¿Si te gustó el post, compártelo, por favor!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr