CORRECCIÓN DE ESTILO

corrección de estilo
Francisco Rodríguez Criado. Escritor y corrector de estilo. Contacto: info@narrativabreve.com

 

Breve biografía de un corrector de estilo

1. Inicios

Me integré al mundo de la corrección por azar, que ha sido el motor de muchas facetas de mi vida, por no decir todas. La Red de Talleres Literarios de Extremadura imparte (más bien impartía: la crisis económica imprime su propia gramática y nos obliga a escribir en pasado con excesiva frecuencia) talleres de escritura creativa, que estaban a cargo de escritores extremeños. En 2004 me propusieron dirigir uno de esos talleres en Alburquerque, Badajoz. Acepté muy halagado. Por norma, todas las semanas les proponía a los asistentes una tarea en consonancia con el temario, que luego yo corregía en casa con un grueso bolígrafo rojo, como mandan los cánones del profesor aguafiestas. Debo decir en mi descargo que los alumnos estaban encantados con mi rigurosidad y aprendieron algo que todo escritor (embrionario o avezado) debería hacer siempre: analizar con ojos fiscales todo lo que escribe, o lo que es lo mismo: practicar el sano vicio de la autocorrección.

Impartí el taller de Alburquerque durante siete años; dice mi currículum vítae –y, por raro que parezca, aun siendo un currículum no miente– que he impartido otros talleres (presenciales y online). Entonces yo no pretendía ser corrector de estilo, tampoco profesor; lo que anhelaba era ser un escritor insigne. Tenía la humilde pretensión de hacer una carrera literaria que acabaría –no podría ser de otra manera– con la concesión del premio Nobel. En fin. Poco a poco el azar, aliado con la indigesta realidad, comenzó a tomar cartas en el asunto y encaminó mis pasos hacia el trabajo de corrector: algunos ex alumnos se acostumbraron a enviarme sus escritos para que los pasara por el filtro de mi antipático bolígrafo rojo –es una forma de hablar, en realidad casi siempre hago las correcciones en ordenador. Al principio todos los encargos procedían de conocidos o de amigos; luego, con el paso del tiempo, personas para mí completamente desconocidas comenzaron a solicitar mis servicios. Durante estos años he realizado numerosas correcciones, que he compaginado con otras ocupaciones relacionadas con la literatura: trabajos de redacción para revistas, los citados talleres literarios, la publicación de artículos en prensa, la escritura de mis libros y otros pecados veniales. También coordino dos blogs de literatura: Narrativa Breve (www.narrativabreve.com) y Grandes Libros (www.grandeslibros.es), lugares de encuentro de amantes de la literatura en castellano.

La mayoría de los encargos que recibo son, quizá por mi perfil, de tipo literario (novelas, relatos, diarios, ensayos…), aunque también estoy acostumbrado  a revisar textos que nada tienen que ver con la literatura: tesis, ponencias, manuales de fitness, etcétera.

Soy miembro de UniCo (Unión de Correctores).

2. Te ofrezco mis servicios

¿Necesitas un corrector de estilo? Como acabo de contar, desde hace muchos años vengo realizando trabajos de corrección ortotipográfica y de estilo para empresas y particulares. Si pretendes publicar un libro, una tesis doctoral, artículos, etcétera, y necesitas un corrector de estilo (¿a quién no le viene bien un poco de ayuda?), ponte en contacto conmigo a través del correo electrónico o mediante el formulario de contacto para solicitar un presupuesto sin compromiso. No permitas que errores de ortografía, gramática y sintaxis –tan difíciles de apreciar a veces– arruinen tus posibilidades.

3. El precio de la corrección de estilo

Antes de dar un presupuesto, necesito leer un fragmento del texto para poder apreciar el nivel de redacción y determinar cuánto trabajo voy a tener que hacer, o lo que es lo mismo: cuántas horas voy a emplear en hacer ese trabajo. Pero tranquilo: no soy caro. Si vas a solicitar un presupuesto, dime, por favor, el número de palabras que tiene tu texto (no el número de páginas).

 

4 Forma de trabajo

Hago las correcciones directamente sobre el archivo, en formato doc o similar. Con el control de cambios activado corrijo los errores, que quedan resaltados en rojo. Aparte de corregir, suelo añadir comentarios, que se posicionan (también en color rojo) en ladillos ubicados a la derecha.

Mi objetivo es aliviar tu texto de faltas de ortografía, erratas, puntuación deficiente, redundancias, solecismos, incoherencias, frases mal construidas, dobles espacios, etcétera.

La recepción y el envío del material (una vez corregido) se hacen por correo electrónico.

5 Visita la sección Opiniones de un corrector de estilo o mi blog Corrección y Estilo.

6 Para contactar con Francisco Rodríguez Criado

Formulario de contacto

    Francisco Rodríguez Criado en Facebook

     

    ¿Si te gustó el post, compártelo, por favor!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr