Breve ensayo de John Berger: Una carga de mierda

“Al igual que Benjamin, que bosquejó sesudos análisis artísticos a partir de sus paseos por los bulevares parisinos, o que Gramsci, que desarrolló toda una teoría de la cultura sirviéndose de las revistuchas de actualidad que recibía en su celda de la Italia fascista, Berger suele arrancar sus ensayos con pequeñas observaciones accesibles a casi cualquiera. Un encuentro inesperado, una pintura, un viaje, una película. Es el caso de “Una carga de mierda”, ensayo de 1989 recopilado en su libro Cada vez que decimos adiós (editado en español por De la Flor), donde reflexiona sobre la naturaleza de las heces mientras hace lo que debe hacer cualquier habitante de un pueblucho alpino: cavar un pozo y enterrar las deposiciones de todo el año. Mientras cava, cuenta Berger, tarde o temprano se sulfura, brota en él una especie de ira. En todas las lenguas –explica- “¡mierda!” es una maldición que expresa exasperación. Anoto en el margen del libro las que conozco: “shit!”, “merdre!”, “cazzo!”, “merda!”, “căcat!”, “schaise!”…”.

       Marcelo Pisarro, Nerds All Stars

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp