Cuatro fábulas de Emilio Gavilanes

Conozco a Emilio Gavilanes por las dos obras que ha publicado en la editorial La Discreta, El río y Una gota de ámbar. Tengo pensado rescatar para este espacio literario algunos relatos cortos de El río, libro que me gustó mucho en su momento. Mientras tanto, el lector de narrativabreve.com puede hacerse una idea -si acaso no conoce aún a Gavilanes- de la notable calidad de sus minificciones con estas cuatro fábulas, que fueron escritas a petición de Antón Castro.

“Contra la seriedad, la risa. Pero contra la risa, la seriedad.”

Gorgias

 


1. Escribir 

Stevenson estaba escribiendo aquella fábula protagonizada por un objeto cuya posesión proporciona al propietario la satisfacción de todos sus deseos, pero que hay que vender antes de morir por un precio inferior al de la compra para evitar la condenación eterna.
 
Stevenson quería llegar al límite. Saber qué haría el hombre al que se le ofreciese el objeto por la última fracción de moneda existente, el hombre que supiese que no iba a poder venderlo. Lo consultó con Lloyd Osbourne, su hijastro. “Ese último hombre”, opinó Lloyd, “no querrá comprarlo, eso está claro. Pero tampoco lo querrá el penúltimo, porque sabrá que nadie se lo compraría. Y del mismo modo, si el penúltimo no lo quiere, el antepenúltimo tampoco, porque tampoco encontraría comprador. Y retrocediendo así, nadie lo querría comprar.” “Tu razonamiento, Lloyd, es impecable. Pero no resuelve nada. Solo es un razonamiento. ¿Cuál crees tú, de verdad, que no lo compraría?” Lloyd lo meditó. “Tú nos sabrás convencer de que ninguno.”

2. Descubrimiento 

-Durante tu instrucción –le dijo el chamán al aprendiz, en medio de la selva- lo que más a menudo vas a hacer es caminar por el reino de los espíritus. Al principio, conmigo. Después, con los que a mí me acompañaron. Y finalmente, solo.
 
-¿Cuál será mi objetivo?
 
-Ninguno. Solo tienes que mirar. No te puedo adelantar lo que vas a ver, porque el mundo está en perpetuo cambio. Verás cosas que yo no vi. Y no verás cosas que yo vi. Tendrás, como yo tuve, una ventaja sobre el primer brujo. Cuando en la Tierra cada planta era la primera planta y los animales aún no habían tenido descendencia y los hombres no sabían nada, tu primer antepasado se echó al camino, con temor, forzado por el hambre de la tribu, pues ni plantas ni animales consentían en servir al hombre. Remontó el gran río, atravesó las montañas y dejó atrás las grandes llanuras, siempre en busca de algo que no se negase a obedecerle. Llegó desnudo al país del frío y las tormentas. Una mañana, a punto de rendirse y darse media vuelta, se encontró, asombrado, con las almas de todos los miembros de su tribu, separadas de sus cuerpos, independientes de ellos, graves, solemnes, formando un rebaño. Aquel mono asustado, que solo buscaba algo de comer, descubrió, sin buscarlo, que era inmortal.
 

3. Final 

Tras la batalla, los ángeles consiguieron atravesar los nueve puentes, descerrajar los portones y hacerse con el control de la fortaleza del Infierno. Todos los cautivos recibieron la liberación con entusiasmo. Hasta que se organizó el traslado, la multitud aguardó ociosa, repartida en grupos de todos los tamaños, que paseaban, conversaban…
 
Cuando partieron los primeros convoyes y se produjeron las primeras separaciones y despedidas, muchos fueron conscientes de que no volverían a encontrarse entre tanta gente. Entonces vieron aquel lugar con nostalgia y en el último momento se rebelaron y se resistieron a abandonarlo. 
 
 

4. Alma 

Un hombre fue a la guerra y se llevó a su perro. El perro, que siguió llevando una vida muy parecida a la de casa, ignoraba que estaba en la guerra. El campo de batalla no era más que campo. Comía las mismas sobras. Ladraba al silbido de las balas que pasaban por encima, como insectos.
 
El día que mataron a su dueño hubo retirada. El campamento fue abandonado. No dio tiempo a recoger los cuerpos. El perro montó guardia junto al cadáver de su amo. A la mañana del segundo día, los buitres comenzaron a acercarse. Cuando se aproximaban mucho, el perro se arrancaba contra ellos y los espantaba. A cinco metros escasos corría un arroyo. El animal tenía sed. Si se acercaba al agua, los buitres corrían hacia el cadáver. Entonces, antes de conseguir llegar al arroyo, el perro daba media vuelta para ahuyentarlos.
 
Una mañana el aire rizaba lo que desde lejos parecía un montón de ropa vieja. Los buitres lo miraban, todavía quietos.

Libros de Emilio Gavilanes

RebajasBestseller No. 1
Historia secreta del mundo (Prosa Nostra)
1 Opiniones
Historia secreta del mundo (Prosa Nostra)
  • Emilio Gavilanes Franco
  • Editor: Ediciones de La Discreta
  • Edición no. 1 (04/01/2015)
  • Tapa blanda: 248 páginas
Bestseller No. 2
Autorretrato
3 Opiniones
Autorretrato
  • Emilio Gavilanes
  • Punto de Vista Editores
  • Versión Kindle
  • Edición no. 1 (09/14/2015)
  • Español
RebajasBestseller No. 3
Salta del agua un pez (La Veleta)
  • Emilio Gavilanes
  • Editor: Comares Ed.- S.L.
  • Tapa blanda: 48 páginas
Bestseller No. 4
Historia secreta del mundo
  • Emilio Gavilanes
  • Tapa blanda

 

narrativa_newsletterp

Plumas estilográficas Parker

Los Segway más vendidos

RebajasBestseller No. 1
Xiaomi Scooter - Patinete Eléctrico Plegable, 30 Km Alcance, 25km/h, Negro
55 Opiniones
Xiaomi Scooter - Patinete Eléctrico Plegable, 30 Km Alcance, 25km/h, Negro
  • Batería de largo alcance de 30 km
  • Intuitiva y fácil de usar
  • Sistema de doble frenado
  • Diseño plegable portátil
  • Las luces rojas se iluminan al frenar como advertencia a peatones y vehículos en la carretera
Bestseller No. 2
Segway ES2 Patinete Eléctrico eScooter, 25 Km/h,15.5 mph, 12.5 kg, Faros LED,...
9 Opiniones
Segway ES2 Patinete Eléctrico eScooter, 25 Km/h,15.5 mph, 12.5 kg, Faros LED,...
  • La batería de litio de alta potencia del ES2 permite una velocidad máxima de 25 km / h (155 mph) para llegar a cualquier lugar en un instante
  • Sal y viaja sin esfuerzo dentro de un alcance máximo de 25 km (155 millas) La serie KickScooter está equipada con una opción de control de crucero para...
  • Con un peso total de 12,5 kg, el Ninebot de Segway Kick Scooter ES2 se puede llevar con una sola mano, lo que lo convierte en el compañero de viaje...
Bestseller No. 3
miniPro de Segway- Transporte Personal con Auto equilibrio, 18 km/h, control a...
4 Opiniones
miniPro de Segway- Transporte Personal con Auto equilibrio, 18 km/h, control a...
  • Dispone de un brazo telescópico que sirve para llevarlo sin tener que levantarlo el equipo
  • Este diseño compacto permite por ejemplo que podamos transportarlo cómodamente en el maletero del coche
  • Ofrece una centralita que podremos actualizar por medio de futuros firmwares, así como monitorizar la velocidad, recorrido y el estado del sistema a...
Bestseller No. 4
PATIN ELECTRICO INFINITON SEGWAY 8.0
  • - Diámetro de rueda 8" - Incluye mando de seguridad a distancia de hasta 10 metros
  • - Con pantalla LED que visualiza la velocidad y nivel de carga de bateria
  • - LUCES LED
  • - Peso mínimo admitido: 25 Kg - Peso máximo admitido: 120 Kg
  • - Bateria de litio 36V/5.8Ah - Tiempo de carga: 1.5h

Artículos relacionados

1 comentario en “Cuatro fábulas de Emilio Gavilanes

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.