plumas estilográficas

Desde la feria con amor

La Feria del Libro de Madrid ha sido testigo de momentos únicos a lo largo de su historia, pero probablemente ninguno tan sorprendentes como este: César Antona, un joven librero madrileño, le pidió el pasado domingo a su novia, Laura Pérez, que se casara con él, y lo hizo de una forma muy original: por la megafonía de la Feria, un rato antes de que terminara la jornada…

Por la megafonía de la Feria del Libro de Madrid se anuncian constantemente los nombres de los escritores que están firmando sus libros y las casetas donde lo hacen, pero no es corriente que alguien aproveche ese potente sistema para pedir matrimonio. Y menos, a última hora de la tarde, cuando la Feria está de bote en bote porque la gente aprovecha que hace menos calor para acercarse al parque del Retiro, donde están instaladas las 350 casetas, a comprar libros o a conseguir la firma de su escritor preferido. Pero Laura Pérez, bibliotecaria de la Comunidad de Madrid, quería que su novio, con el que vive desde hace dos años, se le declarara “de forma muy romántica”, y a César Antona no se le ha ocurrido otra forma mejor que pedirle que se case con él por megafonía.

Así se lo contaba el propio Antona a un grupo de periodistas en el recinto ferial, porque César trabaja en una librería y durante los 17 días que dura la Feria del Libro de Madrid (del 28 de mayo al 17 de junio) no sale del Parque del Retiro. Su novia fue a recogerle una hora antes de que las casetas echaran el cierre y se encontró con que los altavoces de la Feria decían lo siguiente: “¡Atención! Tenemos un mensaje poco habitual en la Feria. Se trata de una petición para Laura Pérez, repito, Laura Pérez. Laura, tu novio, César Antona, nos ha pedido que te preguntemos si quieres casarte con él. Puedes pasar por las oficinas centrales de la Feria, situadas a la altura de la caseta 124, para darnos tu respuesta. Gracias”, proclamaba a los cuatro vientos con su excelente dicción la conocida actriz Ana Wagener, la voz femenina que anuncia las firmas en la Feria.

La novia, nerviosa y emocionada, se acercó hasta la caseta de la organización de la Feria donde le dijo a su novio que “sí” que claro que se quería casar con él. La propuesta de matrimonio hecha por megafonía causó gran sorpresa entre los numerosos visitantes de la Feria, que al escuchar el mensaje empezaron a sonreír y algunos a aplaudir. ¿Pondrá de moda César Antona esta forma de pedir matrimonio?


 

 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.