Karate Dream

 

Karate Kid, Karate Dream
Fotograma de la película Karate Kid
Karate Dream
He sentido nostalgia al ver, demasiados años después, Karate Kid, una película que ha resistido la erosión del paso del tiempo sin perder la frescura que hizo de ella un éxito de taquilla en los 80. Al igual que aquel aspirante a karateca, yo era joven y delgado y anhelaba aprender trucos con los que golpear al destino que me había tocado en suerte. Pero, a diferencia de este chico, no tuve un maestro nipón que me diera sabias lecciones. Hube pues que abrirme paso casi a oscuras, pobremente iluminado por las luciérnagas de la frustración.

El cine miente, siempre miente. Por eso vamos al cine: para ser mentidos; y Karate Kid lo hacía –y hace– muy bien. Los adolescentes de los 80, como los adolescentes de todas las décadas, vimos en esa historia de chico-pobre-que-hace-sus-sueños-realidad un espejo en el que reflejar nuestros propios sueños. No sabíamos, o no queríamos saber, que una película está construida sobre andamios narrativos que requieren dinero, tiempo, esfuerzo y una puesta en escena que a su vez precisa la interpretación de actores orquestados por la batuta de un director. Los jóvenes no disponíamos de tantas oportunidades, y antes o después aprendíamos que mientras las vidas de nuestros actores preferidos llenaban salas de cine enteras, la nuestra no podría llenar ni el ropero.

He visto Karate Kid con nostalgia, con los ojos del joven ingenuo que un día fui, lleno de ilusiones vanas, cuando me esforzaba en dar cera, pulir cera sin posibilidad de victoria porque yo mismo era mi peor enemigo. Ahora me reconforta saber, como recordaba el maestro nipón, que ganar o perder no importa.
Francisco Rodríguez Criado

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_button title=”Textamentos” target=”_blank” color=”btn-success” icon=”wpb_arrow” size=”wpb_regularsize” href=”https://narrativabreve.com/textamentos”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_message color=”alert-info” style=”rounded”]

francisco rodriguezFrancisco Rodríguez Criado: escritor, corrector de estilo, profesor de talleres literarios y creador del blog Narrativa Breve. Ha publicado novelas, libros de relatos, obras de teatro y ensayos novelados. Sus minificciones han sido incluidas en algunas de las mejores antologías de relatos y microrrelatos españolas: El cuarto género narrativo. Antología del microrrelato español (1906-2011). Ed. Irene Andrés-Suárez (Cátedra, Madrid, 2012),Velas al viento. Ed. Fernando Valls (Los cuadernos del vigía, Granada, 2010), La quinta dimensión (Universidad de Extremadura, Mérida, 2009), Soplando vidrio y otros estudios sobre el microrrelato español. Ed. Fernando Valls (Páginas de Espuma, Madrid, 2008), Histerias breves (El problema de Yorick, Albacete, 2006), Relatos relámpago (ERE, Mérida, 2006), etcétera. Es autor de El Diario Down, donde narra en primera persona sus experiencias como padre de un bebé con el Síndrome de Down. 

[/vc_message][/vc_column][/vc_row]

narrativa_newsletterp

¿Nos ayudas a mantener el blog con el precio de un café?

Artículos relacionados

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.