Vargas Llosa gana el premio Nobel

Mario Vargas Llosa es uno de esos escritores que han nacido de pie: su talento literario lo lleva condenando al éxito desde casi antes de nacer. Acabo de enterarme de que le han concedido el Nobel de Literatura, y la pregunta que me hago no es ¿por qué se lo han concedido? sino: ¿por qué han tardado tanto?

Esta misma mañana había leído en El País que Cormac McCarthy y Haruki Murakami -en mi opinión, un autor sobrevalorado- eran los candidatos a hacerse con el galardón. Pero los pronósticos sobre este premio nunca aciertan, y ahí está el peruano para dar fe
de ello.

¿Qué decir de Vargas Llosa? Es uno de los grandes. Deberían -como apuntaba arriba- haberle concedido el premio hace mucho, en vez de dárselo a autores “fantasma” , esos completos desconocidos a quienes solo se les lee después del premio (antes de caer nuevamente en el olvido). No es una cuestión de premiar al más famoso, al más mediático, sino de premiar a quien lleva años nutriendo a una legión de lectores y escritores con su obra. La aportación literaria de Vargas Llosa, su influencia, su magisterio ha bañado a miles de escritores (aunque a algunos les duela esta influencia). En fin, era el candidato “natural” para un premio que últimamente se venía significando por sus extravagancias.
Vargas Llosa -lo diré ya- es el autor que más merecía el premio y quizá -paradójicamente- quien menos lo necesita -más allá de la satisfacción personal asociada inevitablemente al galardón. Ha pasado, en fin, de ser un Nobel sin Nobel (como Borges) a serlo con todas las de la ley…
 
 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.