¿Es el microrrelato el género de moda?

leyendo en el metro
Fotos: Stanley Kubrick. Life and Love on the New York City Subway. Pasajeros leyendo en el metro de Nueva York. 1946 – See more at: http://www.sandiegored.com/noticias/44611/Realmente-nos-ha-cambiado-la-vida-los-smarthphones/#sthash.EzAFVDwW.dpuf

Rubén Abella responde a la pregunta que da título a este post: “Lo dicen pero creo que está más de moda entre los editores que entre los lectores”. Y tiene razón. Pero que los editores apuesten por este género ya es algo importante…

(Fuente de la información: El Norte de Castilla, 11/11/2010)

 


Rubén Abella | Escritor

«Nadie lee microrrelatos en el metro»

El autor vallisoletano publica en Menoscuarto ‘Los ojos de los peces’, un libro de relatos

11.11.10 – 00:59 –

ANGÉLICA TANARRO | VALLADOLID.

«La calidad de un cuento depende de la información que da de lo que no aparece en el relato»

Rubén Abella (Valladolid, 1967) no es de los que escriben un microrrelato (una ‘narración breve’ como él prefiere llamarlos) en un descanso de una novela. Sus libros de relatos no surgen por acumulación de pequeñas historias. Él concibe sus proyectos como un todo, también cuando cambia la literatura por la fotografía. Siempre trabaja en series. Así que ‘Los ojos de los peces’ que acaba de publicar en Menoscuarto no es un libro de microrrelatos al uso.

«Está concebido como un todo. Como si fuera una novela. Tiene cinco partes que parecen independientes pero hay hilos narrativos que van de una a otra, personajes o situaciones que vuelven a aparecer. Es un libro peculiar».

Por la forma en que habla del libro no hace falta preguntarle por su consideración del cuento. Desde luego un género tan importante como la novela, su otra dedicación que hasta ahora le ha reportado el premio Torrente Ballester por ‘La sombra del escapista’ y haber s do finalista en la edición de 2009 del Nadal con ‘El libro del amor esquivo’. Tampoco le ha ido mal con los cuentos. Su primer libro en este género ‘No habría sido igual sin la lluvia’ obtuvo el NH.

«Son dos géneros absolutamente distintos -dice casi enérgicamente- cada uno con sus dificultades propias. ‘Los ojos de los peces’ se ha ido haciendo solo. Casi me dio más trabajo hacer la secuencia de los relatos que escribirlos. Los imprimía y los ponía en el suelo. Buscaba que el texto fluyera, que tuviera una coherencia, no despistar al lector. Otra cosa que tenía en cuenta era el volumen del texto, que alternaran los más largos (apenas página y media) con los más cortos (cinco o seis líneas, aunque hay uno de tres). Es una decantación que me lleva mucho tiempo porque voy quitando. Tenía 165 y los dejé en 120».

Un lector distinto

Madrid es el escenario de todas las narraciones. Algunas funcionan estrictamente como un relato. Cuentan la historia manteniendo la tensión de la elipsis. Otras se acercan a los poemas en prosa y hay también un tercer grupo que se plantea casi como una reflexión, como un pensamiento en voz alta.

«Sí es así. Yo lo comparo con las zonas valle de las novelas. Una novela no mantiene siempre los picos de tensión, hay zonas de descanso en las que desciende el ritmo de la escritura».

Rubén Abella no está de acuerdo en que el microrrelato sea un género de moda:

«Lo dicen pero creo que está más de moda entre los editores que entre los lectores. Es más creo que hay más gente escribiendo microrrelatos que leyéndolos. Es fácil comprobarlo entrando en Internet. Pero creo que la gente está muy despistada, que no se da cuenta realmente bien de lo que es un microrrelato, un género en el que ha de primar lo narrativo. Y creo que eso es lo que prima en este libro».

Y afirma, siguiendo la teoría que el crítico y escritor británico John Berger expone en ‘Otra forma de contar’ respecto al a fotografía, que un cuento es bueno en la medida en que fija un instante pero al mismo tiempo dice mucho de lo que sucede antes y después de ese instante congelado. «La calidad del cuento depende de la cantidad de información que sea capaz de aportar sobre el antes y después de esa ‘fotografía’. El cuento ha de exponer una situación clara pero no la remata, el lector tiene que interpretar lo que ha ocurrido antes y lo que ocurrirá después».

Algunos de los cuentos que aparecen ahora llevan cinco años escribiéndose. «Si fuera una película diríamos que este libro ha tenido un largo proceso de posproducción. Siempre trabajo así».

Rubén Abella tiene una teoría acerca de por qué todavía hay pocos lectores de relatos y microrrelatos en España. «La novela es más cómoda para el lector. Hablamos de una novela normal, con una trama fácil de seguir. Porque la novela te lo cuenta todo, te da todos los datos. El cuento, al dejarse muchas cosas fuera, precisa de un lector que le preste más atención. Necesita un lector avisado y acostumbrado a ese ritmo. Es más como el lector de poesía. Creo que tiene razón José María Merino que hablaba en un libro de la muerte de la trama. Al lector le cuesta trabajo que una trama comience y termine cada cinco páginas. En un libro de relatos cuando te has hecho a una trama termina y empieza otra y eso necesita un lector diferente. Que sepa leer mejor. La prueba está que yo no veo a nadie leyendo microrrelatos en el metro. Al contrario la gente lee unos tochos…»

 

 

narrativa_newsletterp

Atriles

RebajasBestseller No. 1
H & S Bambú lectura resto libro de recetas libro de cocina soporte atril...
17 Opiniones
H & S Bambú lectura resto libro de recetas libro de cocina soporte atril...
  • Hecho de bambú de alta calidad
  • Estable y robusto
  • Ajustar a 6 ajustes de ángulo
  • Convenientemente se pliega cuando no está en uso.
  • springed pinzas permiten muy grueso libro
RebajasBestseller No. 2
HALOViE soporte para libro Tablet iPads Book Holder Atril de lectura ajustable y...
37 Opiniones
HALOViE soporte para libro Tablet iPads Book Holder Atril de lectura ajustable y...
  • Material: Pino de alta calidad, Dimensión (aprox.): 34 * 23.5 * 2.8 cm.
  • Permítase tomar una postura más relajada durante la lectura de una mesa o escritorio
  • Es ajustable a 4 ángulos para adaptarse a diferentes alturas visual.
  • Se pliega para guardar o transportar fácilmente.
  • Adecuado para poner los libros, la notación musical, iPad, Tablet y más. Una buena idea de regalo para sus hijos, familia o entre amigos
Bestseller No. 3
Relaxdays Atril para Libros, bambú, marrón, 32 x 24 x 18 cm
89 Opiniones
Relaxdays Atril para Libros, bambú, marrón, 32 x 24 x 18 cm
  • Tamaño: 32 x 24 x 18 cm aproximadamente
  • Tres niveles de inclinación
  • Con soporte de metal para que no se pasen las páginas
  • Muy llamativo para su cocina
  • Con tradicional grano de bambú

Última actualización el 2018-11-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.