Entrevista a Narrativa Breve (Boletín del Observatorio del Libro)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

 

El Boletín del Observatorio del Libro y la Lectura en Extremadura, proyecto “elaborado por el Plan de Fomento de la Lectura de la Consejería de Cultura y Turismo (Junta de Extremadura) y el Departamento de Análisis y Estudios de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, abandona la publicación en papel para hacerse totalmente digital. Una de las novedades de esta nueva etapa serán las entrevistas con personas relacionadas con el mundo de los libros. La primera entrevista -realizada por Urbano Pérez Sánchez- me la han hecho a mí (o a NarrativaBreve.com, si se prefiere), detalle que le agradecemos.

Entrevista a Francisco Rodríguez Criado, coordinador de 

recursos literarios NarrativaBreve.com

Escrito el 30 mayo, 2011 por Urbano Pérez Sánchez
Muchos de ustedes ya conocerán a Francisco Rodríguez Criado (Cáceres, 1967). Puede que tengan alguno de sus libros (ha escrito varios: cuatro de relatos, una recopilación de artículos y una novela; muy chulos, por cierto), puede que hayan sido sus alumnos (desde hace años, imparte diversos talleres de escritura creativa), tal vez sigan la columna que, bajo el título de Textamentos, lleva a cabo en el periódico Extremadura desde 2005. En esta ocasión, nos acercamos a él para preguntarle por su más reciente empresa, el blog NarrativaBreve.com.

 

Fran, nos parece que en NarrativaBreve.com se han fundido el escritor de relatos y el monitor de talleres, tu faceta creativa y tu faceta docente, ¿es así?
Sería muy difícil quitarte la razón, porque soy escritor (no solo de relatos, también de novelas, como bien apuntas) y soy monitor de talleres, y ese doble tatuaje lo llevo irremediablemente estampado en mi espíritu como otros llevan estampadas pecas en la cara o un lunar en el brazo. En cualquier caso, confieso que en NarrativaBreve.com intento priorizar mi papel de monitor de talleres literarios, o, si me apuras, de gestor cultural. Como escritor –en relación al blog– prefiero quedarme en segundo plano, y te diré por qué en la respuesta a tu segunda pregunta.
Además de esa doble faceta y del gusto personal, ¿qué te ha impulsado a crear un blog de recursos literarios centrado en las formas breves?
Me disculpo de antemano: aquí debo expandirme un poco. Te contaré cuál fue el disparador que originó el nacimiento de NarrativaBreve.com. Yo tenía –y tengo, aunque algo descuidado últimamente– un blog personal en el que iba publicando mis artículos, mis relatos, informes de mis lecturas, información sobre la presentación de mis libros, etcétera. Demasiados “mi”, ¿no crees?
Llegó el momento en que me aburrí de ser el protagonista del blog. Acabó resultando algo redundante. Era como tener una baraja de cartas sobre el tapete de una mesa y cuatro sillas vacías y no poder jugar a otra cosa que al solitario. Creo que gran parte de los blogs literarios nacen para subsanar la falta de visibilidad mediática de sus coordinadores, que en muchos casos son escritores. Eso es estupendo, y es legítimo, y es saludable para todos porque abre nuevas vías de promoción, que hasta hace poco han estado en manos de cuatro o cinco privilegiados. El problema es que con el paso del tiempo la virtud se ha convertido en un defecto, y el resultado es –así la llamo yo– “la plaga de los blogs del mí-me-conmigo”.
Tratando de hacer algo diferente, decidí crear NarrativaBreve.com, que no es un blog sobre Francisco Rodríguez Criado, sino un blog sobre literatura en el que Francisco Rodríguez Criado se pone el mono de trabajo y hace de factótum (con ayuda de una persona, que se encarga de gestionar el blog en Facebook, y también con la ayuda de aquellos lectores que amable y desinteresadamente colaboran con nosotros). Mi objetivo es ofrecer recursos literarios a profesores de literatura, monitores de talleres, lectores y también a escritores o aspirantes a escritores. Y no debemos de estar haciéndolo mal del todo, porque ya nos leen casi mil personas cada día, cifra que tiende a aumentar.
Ahora bien, que me esfuerce en coordinar un blog que fomenta la lectura, libre del virus del ombliguismo, no quiere decir que yo renuncie a que este me sirva como difusión de mi obra literaria. En el blog está publicada la información de mis libros (portadas incluidas), y el lector conoce cada cierto tiempo las convocatorias de mis talleres y sabe de mi trabajo como corrector de estilo. Pero todo está en segundo plano, de manera sutil, moderada. A modo de ejemplo, te diré que publico una media de 35 entradas a la semana, y que solo “ocupo” una de esas 35 entradas semanales para divulgar mis textos de creación. (En la inmensa mayoría de los casos escribo sobre otros escritores). Y como en los dos últimos años no he publicado ningún libro en solitario (sí en antologías), los lectores del blog han tenido suerte y se han ahorrado las cansinas (¿e inevitables?) notas de autopromoción. Pero que no se confíen: hay posibilidades de que a finales de año publique otra novela. Mientras tanto pueden respirar tranquilos, je.
El blog tiene una estructura clara, dividida en varias secciones ¿podrías explicar brevemente cada una de esas partes?
Las secciones del blog, muy variadas, están ganando peso y lectores día a día. Me lo paso muy bien ideando nuevas secciones. Ahora mismo hay secciones que gozan de buena aceptación: una de microrrelatos, otra de gramática, otra de curiosidades literarias, otra de teoría literaria. Tenemos una sección que se llama En el ojo del huracán que recopila exabruptos y críticas que cosecharon –o cosechan– grandes escritores –con o sin motivo– por parte de otros escritores o críticos literarios. Hay otra de entrevistas breves, con solo cinco preguntas (todo ha de ser breve en el blog), una sección de anuncios publicitarios narrativos (publicamos un vídeo cada día), otra de fotografía narrativa, etcétera. Hay otra para divulgar a autores que empiezan ahora a dar a conocer en Internet sus escritos.
Últimamente he publicado ficciones breves de Rocío Romero, Mª Paz Ruiz, César Klauer, David Garrido Navarro, de extremeños o residentes en Extremadura como Francisco Montero, María Carvajal, Victoria Pelayo, Víctor Jiménez Andrada, Mely Rodriguez Salgado, Ángela Velasco Bello, Rosa López Casero, Juan Ramón Santos y otros muchos que no cito –me excuso por ello– para no hacer la lista interminable. En la medida en que contribuyo a difundir escritos de autores no demasiado conocidos, puedo sentirme satisfecho.
Quisiera llamar la atención sobre la sección más leída: Los mejores 1001 cuentos literarios de la historia, que está en continuo crecimiento. En esta sección voy publicando los mejores cuentos (hasta llegar a 1.001) que nos van recomendando lectores, escritores, editores, libreros, etcétera (también hasta llegar a 1.001). Dentro de unos días voy a publicar Y hace poco he puesto en marcha una sección similar enfocada hacia la poesía. Somos, en definitiva, una plataforma que pretende fomentar la lectura, la buena lectura, sin otra presión que la autoimpuesta de ofrecer calidad literaria.
narrativa breve
Logo del blog Narrativa Breve
 
Tu contacto con el mundo de la lectura en Extremadura es bastante directo ¿Goza el relato corto de buena salud, es decir, suma cada vez más adeptos (en calidad de lectores o de “practicantes”)?
Por poner un símil político, el relato corto lo tiene todo para ganar las elecciones: amenidad, intensidad, capacidad de síntesis, comunicación directa con el lector. Y con la ventaja añadida de que, al ser corto, puede ser leído en la pantalla de un ordenador o en las páginas de cualquier suplemento cultural. El relato goza de buena salud y cada día es más popular. Obviamente en Extremadura (la Red de Talleres Literarios Extremeños lleva años ayudando a cientos de personas a escribir relato y poesía), pero también en el resto de España.
Decía que el relato corto lo tiene todo, pero… Si te soy sincero, no creo que nunca desaloje a la novela del gobierno de las Letras. El lector medio (en Extremadura, en España, yo diría que en el mundo entero) es más emocional que intelectual. Tiende más hacia la literatura de personajes que a la literatura de ideas. Ya sabes. Me refiero a esas personas que elogian entusiastamente el último libro de moda con palabras como “Me enganchó desde la primera línea” o “me gustó tanto el libro que no quería terminarlo”. Estos lectores acaban queriendo tanto al personaje o a los personajes de la novela como yo quiero a Vilma, mi cachorra de bulldog francés, que por cierto es adorable. Pero ese tipo de encariñamiento hacia un personaje necesita tiempo, o lo que es lo mismo: páginas.
Por motivos de extensión, esa empatía sentimental no puede darse –salvo excepciones, si las hubiere– en las narraciones breves, que para bien o para mal están condenadas a ser sustrato más de ideas que de personajes. La narrativa breve no es elitista per se, pero requiere un lector más atento y sacrificado que el lector de novela. (Conste que muchos somos lectores de ambos géneros). Ahora bien, pese a todo, programas exitosos como Twitter o Facebook demuestran que vivimos en la época de la brevedad extrema (Harold Bloom nos llama “la generación de la pantalla”), para satisfacción de Gracián… y de los lectores de nuestro blog.
En fin, espero que estas respuestas sean del agrado de vuestros lectores. Muchas gracias por hacer posible esta entrevista.
Un abrazo,

 

Francisco Rodríguez Criado


 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados