Opiniones de un corrector de estilo: El señor presidente está fuera de cobertura

error
El señor presidente está fuera de cobertura. Fuente de la imagen

La noticia es de hoy mismo. Resulta que las dos personas dedicadas a hacer la preselección de las obras del Premio de Poesía Ciudad de Burgos se han quejado de que finalmente haya sido premiada una obra que ellos no habían elegido entre las mejores.

Escribe el redactor o redactor del Diario de Burgos:

Al jurado, compuesto por Luis García Montero (presidente), Joan Margarit, Jesús Jiménez, Chus Visor (también editor) y José Luis Morante le llegaron 11 trabajos de los 141 que concurrieron al concurso. Ninguno de esos 11 fue el ganador. A última hora, el jurado decidió incluir dos poemarios más, uno de los cuales, Las cosas que se dicen en voz baja, del granadino Daniel Rodríguez Moya, fue finalmente elegido.

Ahora que ya conocéis el contexto, puedo obviar para mejor ocasión el asunto de los concursos amañados -y no digo que este sea uno de ellos, aunque tampoco lo descarto- para centrarme en la última frase del citado reportaje, que destaco en negrita.

Para Montero, éstos «han olvidado cuál era su misión y han querido actuar como jurados. No sé, porque no conozco a las personas, qué experiencia personal y qué suerte literaria sostiene la furia de estos preseleccionadores. Sí sé que con su soberbia y su agresión ensucian el nombre público de personas respetables y desaniman a las instituciones que deciden apostar por la poesía en tiempos difíciles para la cultura. El Premio ‘Ciudad de Burgos’ no se merece esta actitud». Daniel Rodríguez Moya es granadino como Montero y ya ha publicado en Visor. La pelota está en el tejado del IMC. Ayer DB intentó contactar con su presidente, Fernando Gómez, pero estaba apagado o fuera de cobertura.

Cuesta creer que alguien, por muy presidente que sea de un concurso de poesía, esté apagado o fuera de cobertura. A mí al menos me cuesta creer todo aquello que no entiendo, y esta frase, ay, se escapa de mi comprensión, porque lo que está apagado o fuera de cobertura, supongo, no es el señor presidente sino su teléfono móvil.

Es uno de los problemas del lenguaje cotidiano oral, que emponzoña el lenguaje escrito, al que deberíamos exigirle un nivel superior que al que escuchamos en la calle. Confieso que cuando leo frases como esta -achacable no a la falta de pericia del redactor sino a la premura con la que se ve obligado a trabajar-, me entran ganas de apagarme o quedarme fuera de cobertura por un tiempo.

 

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo.

IR A LA SECCIÓN “OPINIONES DE UN CORRECTOR DE ESTILO”

narrativa_newsletterp

¿Si te gustó el post, compártelo, por favor!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr

Artículos relacionados