plumas estilográficas

La buena escritura durante el Mundial de Sudáfrica

Los informadores del Mundial de Fútbol de Sudáfrica están de suerte: ya no están solos en su lucha contra el lenguaje. La Fundéu BBVA les ayudará con el léxico más apropiado a la hora de cubrir este evento

 

La Fundéu BBVA aclara las dudas de escritura en las informaciones del Mundial

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) ha hecho público hoy un informe sobre topónimos y otros términos que pueden plantear dudas al elaborar las informaciones de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.
En las noticias que aparecen en los medios de comunicación sobre el Mundial de fútbol que se celebrará próximamente, se emplean indistintamente los topónimos “Suráfrica”, “Sudáfrica” y “África del Sur”.

Los dos primeros hacen referencia al país, por lo que es correcto usarlos como sinónimos; sin embargo, “África del Sur” designa la parte meridional del continente africano.

Por otro lado, tanto “Suráfrica” como su gentilicio, “surafricano”, tienen un uso minoritario; es preferible emplear el topónimo “Sudáfrica” y el gentilicio “sudafricano”, mucho más utilizados.

Asimismo la Fundéu BBVA cree conveniente recordar la grafía correcta de los topónimos de las ciudades en las que se jugarán los partidos del Mundial; así, es frecuente encontrar el nombre de la ciudad más grande y poblada de Sudáfrica escrito de diversas formas: “Johannesburgo”, “Johannesburg” y “Johanesburgo”.

Según el “Diccionario panhispánico de dudas”, la forma tradicional en español para esta ciudad es “Johannesburgo” (pronunciada con “h” aspirada) y no deben usarse ni la forma inglesa “Johannesburg” ni la simplificada “Johanesburgo”.
En cuanto a las grafías de los nombres de las otras ocho ciudades sedes de los encuentros del campeonato son: “Pretoria” (capital administrativa de Sudáfrica; su gentilicio tradicional es “pretoriano”), “Ciudad del Cabo” (capital legislativa, cuyo gentilicio es “capense”), “Bloemfontein” (capital judicial), “Durban”, “Puerto Elizabeth”, “Nelspruit”, “Polokwane” y “Rustenburgo”.
Muchas de las selecciones nacionales reciben nombres populares -la mayoría de las veces tomados del color de las camisetas- que al funcionar como nombres propios deben escribirse con inicial mayúscula, en letra redonda y sin comillas: la Roja (España), la Azzurra (Italia), la Albiceleste (Argentina), la Canarinha (Brasil), etc.

No sucede los mismo cuando el sobrenombre de las selecciones alude directamente a sus componentes: los “bafana bafana”, de la selección sudafricana, o las “águilas verdes” de la nigeriana; estos nombres, al igual que ocurre, por ejemplo, con los “albicelestes” o los “azzurri”, deben escribirse en minúscula inicial y en cursiva o entrecomillados.

Cuando se informa de los dos equipos que van a disputar un partido -explica la Fundéu BBVA- se debe decir los “onces iniciales” y no los “once iniciales”, pues los cardinales presentan variación de número y adoptan el plural que les corresponde.
La Fundéu BBVA, que trabaja con el asesoramiento de la Real Academia Española, recuerda que debe evitarse el uso de extranjerismos cuando en español existan equivalentes, y si no los hay, han de escribirse en cursiva o entrecomillados y explicar a continuación su significado, al menos la primera vez que aparezcan.

Por ejemplo, el término “township”, que hace referencia a los barrios marginales de mayoría negra de Sudáfrica creados en la época del “apartheid”, puede traducirse por “gueto”.

El “apartheid” es un sistema político discriminatorio implantado en la República de Sudáfrica de 1948 a 1994, y según el “Diccionario panhispánico de dudas” su uso solo es aceptable en este contexto y debe escribirse en cursiva o entre comillas y pronunciarse (aparthéid), con hache aspirada; en otros contextos debe sustituirse por “racismo”, “discriminación” o “segregación”.
Por último, respecto de las lenguas oficiales en las que la radiotelevisión pública de Sudáfrica (SABC) retransmitirá los 64 partidos del Mundial, la Fundéu BBVA recomienda las siguientes grafías: “inglés”, “afrikáans”, “ndebele”, “sesoto”, “sesoto sa leboa”, “setsuana”, “suazi”, “tsonga”, “venda”, “xosa” y “zulú”.

La Fundación del Español Urgente (www.fundeu.es) patrocinada por la Agencia Efe y el BBVA, cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, entre otros, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, El Corte Inglés, Red Eléctrica, Gómez-Acebo & Pombo, CEDRO, CELER Soluciones, Hermes Traducciones y Linguaserve.

Fuente de la noticia: ADN

 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.