Golear en tiempos revueltos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page
Francisco Rodríguez Criado, literatura española, fútbol, Vicente del Bosque, Montoro, de Guindos, Báñez, Iniesta, Selección Española, Eurocopa 2012
Mariano Rajoy apoyando a la Selección Española días previos a la Eurocopa 2012.
Fuente de la imagen
 

“Deseosos de salir del zulo existencial y económico en que nos encontramos, algunos habíamos puesto obligadas esperanzas en Montoro, de Guindos, Báñez… Ahora nos enteramos de que deberíamos haberlas depositado en Torres, Xavi, Iniesta y compañía, que son los únicos, al parecer, que pueden repartir felicidad y goles en tiempos revueltos”.

 

GOLEAR EN TIEMPOS REVUELTOS
Francisco Rodríguez Criado

Rajoy les ha pedido a los jugadores de la Selección Española que regresen de la Eurocopa 2012 con un triunfo, porque ello proporcionaría un subidón de moral que haría felices a mucha gente. Las palabras son suyas: subidón, moral, felices, gente. Yo nunca he sido partidario de adjudicarme los éxitos de un equipo deportivo de elite, entre otros motivos porque tampoco me adjudico sus fracasos. Pero no es la digestión de las victorias ajenas como propias lo que me preocupa ni ocupa hoy, sino que sea el gobierno quien nos ponga en bandeja semejante placebo. Ahora resulta que ha de ser un equipo de futbolistas quien levante la moral de los españoles. Si en épocas pasadas este discurso por parte de un presidente del gobierno en días previos al acontecimiento deportivo de turno sonaba a populismo y a aficionado ad hoc, hoy parece una clara petición para que nos acojamos a las consabidas bondades del pan y el circo.
Deseosos de salir del zulo existencial y económico en que nos encontramos, algunos habíamos puesto obligadas esperanzas en Montoro, de Guindos, Báñez… Ahora nos enteramos de que deberíamos haberlas depositado en Torres, Xavi, Iniesta y compañía, que son los únicos, al parecer, que pueden repartir felicidad y goles en tiempos revueltos.
La gran ventaja del fútbol es que el aficionado consigue –con un poco de suerte– olvidar sus problemas durante hora y media. Pero no estamos ahora para olvidar sino para solucionar. Don Mariano debe ponerse las pilas y sacar a este país del zulo, o bien traspasar el poder a Vicente del Bosque, ese genio singular que siempre habla en primera persona del plural.

 


LEER OTROS TEXTAMENTOS


narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario