Cuento breve recomendado: “Venganza”, de Ednodio Quintero

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Ednodio Quintero, cuento
Escritor Ednodio Quintero. Fuente de la imagen

VENGANZA

Ednodio Quintero 

Empezó con un ligero y tal vez accidental roce de dedos en los senos de ella. Luego un abrazo y el mirarse sorprendidos. ¿Por qué ellos? ¿Qué oscuro designio los obligaba a reconocerse de pronto? Después largas noches y soleados días en inacabable y frenética fiebre.

Cuando a ella se le notaron los síntomas del embarazo, el padre enfurecido gritó: “Venganza”. Buscó la escopeta, llamó a su hijo y se la entregó diciéndole:

-Lavarás con sangre la afrenta al honor de tu hermana.

Él ensilló el caballo moro y se marchó del pueblo, escopeta al hombro. En sus ojos no brillaba la sed de venganza, pero sí la tristeza del nunca regresar. 

 

Comentario

En el tan breve como excelente cuento, cuya extensión no llega a media página, se narra, tras un proceso de total depuración, condensación e intensidad, una sucinta historia de incesto, el mayor tabú de la cultura occidental. Pese a su brevedad muestra los tres aspectos atribuidos tradicional y convencionalmente a toda narración: situación inicial in medias res, conflicto o nudo y desenlace, muy sorpresivo en este caso.

En este pequeño texto el autor ha sabido condensar una gran historia trágica, que, con un desarrollo más extenso de la trama, difícilmente hubiera logrado mayor intensidad y emoción. En efecto, juzgando que los primeros cuentos que publicó eran demasiado breves, Quintero reescribió posteriormente muchos de ellos y los publicó en “Cabeza de cabra y otros relatos” (1993). Así, el cuento “Venganza”, ampliado y retitulado “La venganza”, pasa de la concentración y excelente síntesis anterior a una redacción amplificada, con mayor desarrollo de la trama, en aras de una más lograda precisión. Pues bien, aunque esta última versión del cuento sea también literariamente muy buena -es lo habitual en este excelente escritor venezolano-, sin embargo, creemos que la versión seleccionada ejemplifica aquella observación de Edmundo Valadés según la cual los cuentos brevísimos que más le habían cautivado eran los que contenían “una historia vertiginosa que desemboca en un golpe sorpresivo”; “de ingenio”, añadía el autor mexicano, pero en este caso lo que se produce es un aldabonazo que asombra y conmueve al lector.

Paz Díez Taboada

CUENTOS BREVES RECOMENDADOS POR MIGUEL DÍEZ R.

MEMORIAS DE UN VIEJO PROFESOR. LA LECTURA EN EL AULA (PDF)

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados