Microrrelato de Gloria Díez Fernández: Despido inoportuno

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Encerrado en el ascensor. Fuente de la imagen

DESPIDO INOPORTUNO

(microrrelato)

Gloria Díez

Las poleas sufrieron un brusco estremecimiento y el ascensor detuvo su escalada entre los pisos cuatro y cinco. De forma instintiva, Juan se llevó la mano al bolsillo. No había cogido el móvil y menos sus pastillas. ¿Por qué iba a hacerlo? Sólo había bajado un momento a la portería. En cuestión de segundos comprendió su situación: agosto, el edificio casi vacío… Frente a él estaba el pulsador de la alarma, un rectángulo sucio de plástico amarillo. Sonaba, con gemido de perro apaleado, en la garita del portero. Pero, aunque lo pulsara, Lucas, ese holgazán, ese maldito inútil, no subiría. Lo sabía porque, a pesar de sus súplicas tardías, de sus patéticos sollozos, con íntimo placer y en uso de sus atribuciones, acababa de despedirle. Contra toda esperanza, con gesto de náufrago, Juan apretó ferozmente el timbre y luego sí, lentamente, dejando que su espalda se deslizara contra la pared, se derrumbó.
Gloria Díez es una periodista y poeta asturiana. Ha trabajado más de veinte años en prensa y como guionista en televisión. Su primer poemario, Mujer de Aire, Mujer de Agua, apareció en la colección Adonáis. También es autora de una biografía: Serafín Madrid, Hortelano de Sueños.

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados