Microrrelato: La web de Marina

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page
la web de Marina
Summer Interior, de Edward Hopper. Fuente de la imagen en Internet

LA WEB DE MARINA

Francisco Rodríguez Criado 

Marina tecleó en el formulario de un buscador de Internet: “Estoy sola. Me llamo Marina. Escríbeme si también te encuentras solo”. Por suerte dio con la web de otra chica que, como ella, también se llamaba Marina. No era la única coincidencia: la otra Marina también buscaba compañía. Decidió escribirle un correo electrónico. En el apartado Asunto tecleó: “No te preocupes. Nos haremos compañía mutuamente. Mi nombre es Marina”. Y dejó el cuerpo del mensaje en blanco. Todo estaba dicho ya.

Un minuto después, Marina recibió el correo electrónico que se había enviado a sí misma. Sonrió y respiró profundamente. Sabía que esa nueva amistad le haría compañía hasta el fin de sus días.

(Microrrelato incluido en Siete minutos, La Bolsa de Pipas, Mallorca, 2003).

IR A LA SECCIÓN DE MICRORRELATOS

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados