Los mejores 1001 poemas de la Historia: “El corazón robado”, de Arthur Rimbaud

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page
Arthur Rimbaud. Imagen tomada de Isla Kokotero
 
Luis Antonio de Villena le dedica un capítulo -como no podría ser de otra manera- a Arthur Rimbaud en Amores iguales. Antología de la poesía gay y lésbica (La Esfera Literaria, 2002). El primer poema seleccionado es “El corazón robado”, traducido por Juan Abeleira (Rimbaud. Poesías y otros textos. Hiperión, Madrid, 1995. Nueva edición revisada).
 
Escribe de Villena sobre este poema:
[…] “El corazón robado, escrito en mayo de 1871, alude a la más que probable violación del adolescente Rimbaud (escapado de casa) por los soldados del cuartel de la rue Babylone, en París, tras los sucesos de la Comuna, a los que había acudido. De ahí el tono cuartelero y soldadesco del conjunto, desolado y paródico”.

EL CORAZÓN ROBADO

(poema)

Arthur Rimbaud

Mi triste corazón babea a popa,
mi corazón lleno de tabaco:
sobre él arrojan escupitajos,
mi triste corazón babea a popa:
bajo las burlas de la tropa
que suelta una risotada general,
mi triste corazón babea a popa,
¡mi corazón lleno de tabaco!

¡Itifálicos y sorchescos
sus insultos lo han depravado!
En la velada narran relatos
itifálicos y sorchescos.
¡Oleajes abracadabrantescos,
tomad mi corazón, salvadlo!
¡Itifálicos y sorchescos
sus insultos lo han depravado!

Cuando sus chicotes hayan cesado,
¿cómo actuar, oh corazón robado?
Se oirán estribillos báquicos
cuando sus chicotes hayan cesado:
tendré sobresaltos estomáquicos
si degradan mi triste corazón.
Cuando sus chicotes hayan cesado,
¿cómo actuar, oh corazón robado?


(Traducido por Juan Abeleira. Rimbaud. Poesías y otros textos. Hiperión, Madrid, 1995 (Nueva edición revisada).
 

LOS MEJORES 1001 POEMAS DE LA HISTORIA

narrativa_newsletterp

¿Nos ayudas a mantener el blog con el precio de un café?

Artículos relacionados

1 comentario en “Los mejores 1001 poemas de la Historia: “El corazón robado”, de Arthur Rimbaud

  1. Esta mal traducido:

    Mi triste corazón babea a popa,
    mi corazón lleno de caporal:
    le escupen chorros de sopa,
    mi triste corazón babea a popa:
    entre las burlas de la tropa
    que suelta una risa general,
    mi triste corazón babea a popa,
    mi corazón lleno de caporal.

    Itifálicos y soldadescos,
    sus insultos lo han depravado.
    Por la tarde dibujan frescos
    itifálicos y soldadescos.
    Oleajes abracadabrantescos
    que mi corazón sea salvado.
    Itifálicos y soldadescos,
    ¡sus insultos lo han depravado!

    Cuando los soldados hayan acabado,
    ¿cómo actuar, oh corazón robado?
    Se oirán estribillos báquicos
    cuando los soldados hayan acabado.
    Tendré ataques estomáquicos
    si mi triste corazón es humillado:
    cuando los soldados hayan acabado,
    ¿cómo actuar, oh corazón robado?

Deja un comentario