plumas estilográficas

La España de Suárez

La España de Adolfo Suárez,
Adolfo Suárez. Fuente de la imagen

LA ESPAÑA DE SUÁREZ

Francisco Rodríguez Criado

La muerte de Adolfo Suárez, primer presidente de la democracia tras la dictadura de Franco, ha movilizado estos días a los medios de comunicación, muy activos en glosar su figura –salvo excepciones– en términos muy positivos. Ahora bien, etiquetas como “el gigante de la transición española” vienen a demostrar que no solo al ex presidente le fallaba la memoria. No lo olvidemos: Suárez fue un presidente prestigioso –por así decirlo– solo a nivel póstumo. Cuestionado por todos, ninguneado o petardeado por muchos, zancadilleado una y otra vez, fue un gigante de los buenos deseos y de la búsqueda de la reconciliación nacional, sí, pero a fin de cuentas un gigante con los pies de barro a quien le obsesionaba lo imposible: unir a un país virtual como España sin otro denominador común que su afán de desunión.


Suárez fue el presidente que España necesitaba en su momento, un gran presidente… si le hubieran dejado, si España hubiera sido una gran nación y no un espejismo convulso que se dilata en el tiempo. No obstante, aceptemos que no hubo nadie como él para desactivar esa bomba de relojería en horas bajas que era la dictadura franquista (cuyos problemas, de manera atenuada, se mantienen vigentes casi cuarenta años después). Suárez capeó valientemente contra ETA, contra los separatismos, contra la mala economía, contra la memoria del movimiento franquista del que procedía él. Suárez capeó, en definitiva, contra ese toro desbocado que llamamos España.

Suárez, el héroe de la transición, derrochó sus energías en tratar de insuflar vida a un país moribundo. Es una pena que décadas después sigamos en la UVI.

(Artículo publicado en El Periódico Extremadura el miércoles, 26 de marzo de 2014).

(Libros de Francisco Rodríguez Criado)

narrativa_newsletterp

La vuelta al cole: Atriles

Bestseller No. 1
Rayzm Stand/Atril para partituras plegable y portátil con bolsa de transporte,...
5 Opiniones
Rayzm Stand/Atril para partituras plegable y portátil con bolsa de transporte,...
  • Soporte de Metal Resistente: Las tres baras de sujección de 19mm /16mm /13mm son ya mayores que otros stands en el Mercado. La base en forma de trípode...
  • Altura y Angulación Flexible y Modulable: Con unos reguladores robustos y bien construidos, a modo de tuerca, podrás ajustar fácilmente la altura de...
  • Suficiente Espacio para tus Partituras y Cuadernos de Ensayo: La placa de sujección para libros mide 50cm (largo) x 29cm (alto) x 2cm (ancho), y cuenta...
  • Ideal para Viajes: El stand es sumamente ligero y fácil de montar y desmontar. Puede mantenerse plano y de una pieza al estar cerrado y, por ello, lo...
  • Múltiples Usos: Este es un atril de partituras para todo tipo de músicos e instrumentos, ideal para guitarra, ukulele, violin, celo, flauta,...
Bestseller No. 2
GEWA 900743 - Atril de orquesta, color negro
56 Opiniones
GEWA 900743 - Atril de orquesta, color negro
  • Metal curvado
  • Plegable
  • Plataforma inclinable y desmontable, junta del tubo
  • Altura 67-120cm
  • Anclajes en ABS, bandeja 48,5 x 34 cm, peso 3,8 kg
Bestseller No. 3
Malayas Atril de Orquesta, Trípode de Orquesta, Atril para Partitura, Soporte...
4 Opiniones
Malayas Atril de Orquesta, Trípode de Orquesta, Atril para Partitura, Soporte...
  • Longitud: min.80 cm, máx.160cm. Tamaño de la placa: 50 x 35cm
  • Perfecto para poner hojas de músico, resistente, estable, y de alta calidad
  • Se pliegan fácilmente y la parte superior es desmontable para facilitar su transporte y almacenamiento
  • Inclinable, y ajustable, cómodo para mirar las hojas de música
  • Pies antideslizantes para una estabilidad adicional, el eje vertical de dos niveles es perfecto para sentarse o pararse

Última actualización el 2018-09-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.