“La risa y los artistas”, por Juan Carlos García

 

Se han clasificado 12 tipos de risa humana: la risita, la sonrisa social, la risa nerviosa, la sonrisa natural, la risa falsa, la risa burlona, la risa de la venganza, la risa inconciente, la complaciente, la ensayada, la carcajada y hasta reírse de uno mismo.

LA RISA Y LOS ARTISTAS

Juan Carlos García


Presentamos una visión de la risa por diferentes artistas de todos los tiempos: Leonardo Da Vinci dijo que es una necesidad humana reír para no llorar. Voltaire sentencia que es tan fuerte el sufrimiento humano que por eso inventamos la risa, cualidad que ningún otro organismo exhibe.

Se han clasificado 12 tipos de risa humana: la risita, la sonrisa social, la risa nerviosa, la sonrisa natural, la risa falsa, la risa burlona, la risa de la venganza, la risa inconciente, la complaciente, la ensayada, la carcajada y hasta reírse de uno mismo. La supuesta risa de la hiena no es risa, es sólo el bramido propio de su especie. Pero ¿qué dijo el poeta Paul Valery sobre la risa? “La música, la risa y la poesía son tres océanos contenidos en la breve bahía del espíritu humano”.

¿Y qué dijo André Bretón? La risa es liberación, la poesía más. En el curso de los siglos, la sonrisa ha estado en el tintero de los artistas de la palabra, como Gustavo Adolfo Bécquer quien proclamó: unos labios hechos para hablar para que escuche el mundo y para sonreír para que lo haga el universo.

Bertrand Russell sostenía que la risa constituye un acto de purificación que permite evacuar la acumulación de energía negativa, como la violencia, la frustración o el sufrimiento, por eso, 5 años después, Winston Churchill adujo que la sonrisa de la humanidad es tan indispensable para el espíritu como el aire para el cuerpo. Gabriel García Márquez dijo una vez en el curso de una entrevista que cada vez que sonreímos añadimos vida al corazón, o sea, la Risoterapia, que está probada y salva vidas.

Decía Miguel Ángel que debemos alejarnos de la gente que no se ríe, porque quien es incapaz de sonreír es apto para las traiciones. Pitágoras afirmaba hace tres mil años que es mejor olvidarse y sonreír que recordar y entristecerse. La sonrisa más cara del mundo casi no sonríe, la de la Monalisa, cuadro asegurado en 100 millones de dólares, sólo para fines de seguro.

La sonrisa triste es propia de los payasos de circo, la sonrisa tragicómica es la que esgrimía Charles Chaplin, la sonrisa ávida de cariño fue la de Marilyn Monroe y la sonrisa más bella del mundo es la de los bebés, según la opinión de José Saramago, recién salido de viaje al olimpo de su inmortalidad.

Jean Paul Sartre proclamaba tan saludable beber 8 vasos de agua al día como sonreír el mismo número de veces en el mismo lapso. También fue el que proclamó: ríe y el mundo reirá contigo, llora y llorarás solo, después de todo, una sonrisa es la semilla que crece en el corazón y florece en los labios. Por su lado, Pablo Picasso afirmaba que la risa es el paño que limpia de polvo el corazón.

El diccionario del chiste reúne 12 mil chistes sobre Pepito, Juanito, Jaimito, que es el nombre genérico de un pícaro personaje que nos ha hecho reír un sinnúmero de veces. Hacia el año mil de nuestra era se contaban las “humoradas” de Sancho, que era el Pepito de la antigüedad, recopilado por Calderón de la Barca.

Rubén Darío decía que la risa cuesta menos que la electricidad y da más luz. Por esas casualidades de la vida, Hitler y Chaplin nacieron el mismo año, en 1889, y sólo con 4 días de diferencia, el 16 y el 20 de abril, respectivamente. De modo que el hombre que más haría llorar a la humanidad, y el hombre que más la haría reír en el pasado siglo 20, nacieron prácticamente juntos. Mientras Chaplin sostenía que sin sentido del humor no tenía sentido la vida, a Hitler le molestaba ver sonreír a las personas, porque eso le demostraba que no estaban tan mortificadas como él creía. Para terminar, querido lector, haga como solía aconsejar la poetisa Rosario Castellanos a su colega y amiga Pita Amor: sonríe, eso aumenta tu valor facial y hace maravillas por tu salud”. |

Juan Carlos García, periodista y escritor mexicano, reside en RD.

(Fuente del texto: Media Isla

La imagen es una reproducción de una obra de Pablo Andrés Médici (Brocha): Qué risa, todos lloraban. Óleo sobre tela).

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.