Fotos íntimas

Mary Elisabeth Winstead, fotos íntimas
Mary Elisabeth Winstead. Fuente de la imagen

FOTOS ÍNTIMAS

El filtrado de las fotos íntimas de algunas famosas (más de cien mujeres, por ahora) viene a confirmar que las tecnologías y la intimidad no solo no casan bien sino que se han convertido en enemigas irreconciliables. Las redes sociales, sin ir más lejos, se inventaron con el fin –no confeso– de ofrecernos la oportunidad de desembarazarnos a gran escala de esa intimidad. En cierto modo, la diferencia más notable entre la difusión de las fotos de nuestra boda o del cumpleaños del niño respecto a las fotos robadas de las guapas de turno (Kate Upton, Mary Elizabeth Winstead, Victoria Justice, Ariana Grande, Kirsten Dunst, Yvonne Strahovski, Teresa Palmer) es que en el primer caso ha sido el propio usuario (el novio, la novia, el padre, la madre) quien se ha arrogado el papel de hacker.

Las imágenes comprometidas de estas mujeres que son robadas de los móviles (vía la nube), y que fugazmente pueden verse en cualquier ordenador del planeta, suponen un ataque a la intimidad, cierto, pero no es menos cierto que los hackers que las divulgan no han inventado el juego sino que simplemente se adaptan a él. Ellos no inventaron Internet, los teléfonos móviles, el almacenamiento de contenidos en la nube y menos aún el morbo erótico; solo los usan en su beneficio.

Grabar y guardar imágenes comprometidas en el teléfono móvil es jugar con fuego en estos tiempos en los que la intimidad carece de guardianes fidedignos. Lo mejor sería no tentar al diablo, ese diablo al que le gustan la lencería fina y las curvas pronunciadas. Ese diablo incorregible que en mayor o menor medida casi todos los varones llevamos dentro.

Francisco Rodríguez Criado es escritor, corrector de estilo y editor de blogs de literatura y corrección lingüística.



narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.