plumas estilográficas

Los Buddenbrook

 

Los Buddenbrook

“La primera novela alemana comparable en importancia a las anteriores [Guerra y paz, Los hermanos Karamazov…] es Los Buddenbrook (1910), de Thomas Mann. Es la historia de una familia de comerciantes de Lübeck, la ciudad de la que proceden Thomas Mann y su hermano, también escritor (El profesor Unrat).

La novela cuenta el destino de cuatro generaciones. Johan Buddenbrook, el fundador de la familia, representa la decidida voluntad de ascenso social de una burguesía segura de sí misma y convencida de sus valores. Su hijo, aunque sigue viviendo de acuerdo con estos mismos principios, está ya internamente dividido entre el pietismo y un fuerte realismo, lo que hace que no siempre actúe correctamente en sus negocios. En sus cuatro hijos, a su vez, se anuncia ya de forma manifiesta los signos de la decadencia: Christian es un bohemio fuertemente endeudado; su hermana Tony, pese a su atractivo y a su carácter alegre, es una insensata que siempre se casa con el hombre equivocado; Klara muere después de casarse a consecuencia de una enfermedad cerebral, y Thomas es el único capaz de sacar adelante la empresa. Thomas se casa con una rica holandesa que, pese a su frialdad, introduce una vena artística en la familia. Su hijo Hanno la hereda en forma de talento musical, que sin embargo ha de pagar con su carácter depresivo y su falta de vitalidad. Como los matrimonios de Tony fracasan y Klara muere, Hanno es el último Buddenbrook; pero también él -un dechado de sensibilidad artística- muere de tifus. Paralelamente al derrumbe de la sólida y patricia familia burquesa de los Buddenbrook, se produce el ascenso de los Hagenström, una familia capitalista sin escrúpulos.


Pero el valor de este producto decadente para el desarrollo de la humanidad que es la elevación de la sensibilidad y de la espiritualidad, compensa los costes del declive. Así lo creía al menos Thomas Mann: para él, la elevación cultural sólo puede alcanzarse al precio del alejamiento de la vida. Pese a su alta calidad literaria, la obra se hizo altamente popular; la burguesía alemana reconoció en ella su propia decadencia”.

Dietrick Schwanitz, La Cultura. Todo lo que hay que saber

 

 

 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.