plumas estilográficas

Cuento de José Sánchez Rincón: El mendigo

 

José Sánchez Rincón, mendigo, cuento
Mendigos a la puerta de una iglesia. Fuente de la imagen

Cuento de José Sánchez Rincón: El mendigo

Nadie le iba a echar de menos aquella noche. Eran cerca de las diez en el reloj de la torre de la iglesia y la mayor parte de las familias se disponían a compartir la tradicional cena de Navidad. No sabía bien por qué, pero empezó a pensar que había algo bueno en cada cosa que le estaba sucediendo. Se acurrucó contra la columna de uno de los arcos de la entrada a la iglesia y apretó los dedos contra sus propios costados para calentarse. Algunas personas le echaban dinero pues eran buenas fechas para apiadarse de los demás. Los primeros copos de nieve estaban empezando a caer sobre la ciudad. Por un instante pensó que iba a congelarse pero alguien le cubrió con una manta y le puso un gorro de lana en la cabeza. Comenzó a sentirse bien, como si un ángel le acompañara en aquellos momentos de soledad. Se imaginó que estaba comiendo un bocadillo igual a los que le preparaba su madre de pequeño y esbozó una sonrisa. Unos jóvenes se acercaron a él; llevaban en una bolsa botellas de licor, le ofrecieron beber de una de ellas y él aceptó por aquello de la camaradería y por llevarse algo “caliente” al estómago. Él era feliz a su modo porque necesitaba muy poco para vivir. Pasó por delante una bella mujer, una de esas a las que siempre temió, no fuera a ser corneado por ese truhán que se ríe de todos y al que llaman amor. Se percató de que ya no tenía familia, aunque siempre sospechó que la única familia que uno tiene es la de los sentimientos. Los municipales quisieron llevárselo de allí pero dos señores con sombreros de fieltro intercedieron en su favor. Unos años atrás, un rincón de otro barrio alejado de aquel, había sido su lugar favorito para ponerse a tocar, incluso llegó a tener un público fiel a su lado. Algunos vecinos aún recordaban su buen hacer con una guitarra en las manos. Viendo entrar a la gente en la iglesia, él pensó que Dios está en el corazón de las personas más que en el interior de los templos. Ahora que muchos de los fracasos pasados podía transformarlos en victorias, se acordó de ese tiempo feliz, antes de que empezaran los problemas, en el que iba con su mujer a la compra de Navidad en un supermercado del barrio, a última hora de la tarde, y se permitía caprichos impensables en otras épocas. También recordó los besos y pamemas de su familia política, que él soportaba con dificultad y le hacían marcharse antes de tiempo para que esa felicidad ficticia no acabara de una forma desagradable. Y en ese momento, reconoció a su mujer y a su hija bajándose de una limusina reluciente. Violeta parecía dichosa y la muchacha, bien atendida; cubiertas con ropas que él nunca hubiera podido comprarles. Se aguantó las ganas de llamarlas. Pasaron a unos metros de él y no lo reconocieron con la barba descuidada, el gorro arrugado y envuelto en una manta. El coro de la iglesia comenzó a entonar un villancico y una señora le echó una limosna. Cuando vio a su antigua familia alejarse del brazo de aquel hombre distinguido, sintió que ya no necesitaba nada y todo venía a él como una brisa benefactora.


 

Artículos literarios de José Sánchez Rincón en Grandes Libros

 

narrativa_newsletterp

Atriles

RebajasBestseller No. 1
Readaeer --Soporte de libro para lectura, Bambú Natural, Perfecto elige para...
183 Opiniones
Readaeer --Soporte de libro para lectura, Bambú Natural, Perfecto elige para...
  • Compatible con múltiples tabletas y eReaders, libros u obras de arte (Cualquier iPad, Kindle Fire, Galaxy Tab, etc.
  • Ajuste a su nivel de los ojos para el máximo confort.
  • Hecho a mano del 100% real de bambú natural
  • Enclavamiento de bambú / piezas de madera son fáciles de montar y desmontar para facilitar el almacenamiento y portabilidad.
  • 6 ángulo ajustable de lectura fomentar la postura correcta para una mejor salud de la columna vertebral.
Bestseller No. 2
Relaxdays 10013077 - Atril soporte para libros de cocina, 32 x 24 cm
88 Opiniones
Relaxdays 10013077 - Atril soporte para libros de cocina, 32 x 24 cm
  • Tamaño: 32 x 24 x 18 cm aproximadamente
  • Tres niveles de inclinación
  • Con soporte de metal para que no se pasen las páginas
  • Muy llamativo para su cocina
  • Con tradicional grano de bambú
RebajasBestseller No. 3
Readaeer --Soporte de libro para lectura,  buen atril con materiales y acabado...
19 Opiniones
Readaeer --Soporte de libro para lectura, buen atril con materiales y acabado...
  • Compatible con múltiples tabletas y eReaders, libros u obras de arte (Cualquier iPad, Kindle Fire, Galaxy Tab, etc.
  • Ajuste a su nivel de los ojos para el máximo confort.
  • 6 ángulo ajustable de lectura fomentar la postura correcta para una mejor salud de la columna vertebral.
  • Hecho de metal, Tamaño: 28,7 cm x 18,5 cm

Última actualización el 2018-09-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos relacionados

1 comentario en “Cuento de José Sánchez Rincón: El mendigo

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.