plumas estilográficas

“Hermosas escenas de la noche (dos)”, de Uberto Stabile

Hermosas escenas de la noche (dos), Uberto Stabile
Fuente de la imagen

“Hermosas escenas de la noche (dos)”, de Uberto Stabile

Sabes que no es el momento de dialogar en oscuras habitaciones, mientras caen los hermanos vencidos en las calles acuarteladas de la ciudad. Sabes que de Pompeya a Hiroshima, de Auschwitz  a Guernika, no encuentro motivos para no desnudarnos y hacer el amor. Sabes que si lo hacemos así, sin su consentimiento, sin justificaciones, sin su futuro, si lo hacemos así, no tendrán más remedio que levantar un muro y reclutar escépticos verdugos.

Hemos pasado largos años en sus pupitres, en sus oscuras conciencias, en sus capillas. Están intentando que el mundo sea una ruleta sin premios, y el amor es el número donde nunca caerá la bola. Este es un juego peligroso, conozco a un comisario de policía que prueba su porra eléctrica en los testículos de los perros callejeros, y a un conductor de autobús que cierra la puerta cuando te ve llegar, y a una señora que encierra con llave a su hija, y a un profesor que ya lo sabe todo, y a un guerrillero que, harto de revoluciones, compró un televisor en color para bendecir el ocio de sus hijos. Este es un juego peligroso, ya no quedan buenos ni malos, tan solo el amor como acto de rebeldía.

Extraído de su libro Habitación desnuda: Poesía 1977-2007 (Ed. Baile del Sol, 2008).


 

 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

2 comentarios en ““Hermosas escenas de la noche (dos)”, de Uberto Stabile

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.