Microrrelato de Ernesto Bustos Garrido: Fumar en la sombra

microrrelato, Ernesto Bustos GarridoMicrorrelato de Ernesto Bustos Garrido: Fumar en la sombra 

Detrás del hombre una sombra que probablemente le pertenecía caminaba erecta, no así él, que lo hacía a trastabillones. De pronto el hombre se sentó sobre una piedra. La sombra se quedó de pie. Desde el ventanuco de una cocinería, la mujer que picaba cebolla para el caldo del día siguiente se compadeció del hombre. La sombra la miró y se pasó la mano por sus ojos porque empezaba a lloriquear. El hombre sentado sobre la piedra también se compadeció de ella. Pensando en algo, primero se rascó el cuello, enseguida tomó desde su oreja el resto de un cigarrillo mal fumado, lo encendió y después de dos chupadas se lo alargó a la sombra. Esta le dijo: “gracias, no fumo”, e inmediatamente se puso a la sombra de su sombra por el calor de la tarde estival.

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.