Historias y reflexiones de Felipe Zapico: Silla

Historias y reflexiones de Felipe Zapico: Silla
Felipe Zapico. Fotografía realizada por Sol Kabañas

Historias y reflexiones de Felipe Zapico: Silla

A ver a quién no le ha pasado el malentendido de la silla. ¿Qué no sabéis cuál es?

Situémonos, un bar, cafetería, restaurante, mesón… ya sea en su interior o en una terraza; ruido, música, risas…; nos dirigimos a sentarnos alrededor de una mesa, velador, o lo que sea, y siempre somos más que las sillas que están a su alrededor; buscamos presurosamente una silla vacía; la localizamos, iniciamos la aproximación, miramos a ver si tiene un bolso, chaqueta o algo encima, tratamos de no interrumpir bruscamente la conversación de quienes poseen esa silla e iniciamos el regateo.

Por favor, ¿está libre esta silla?


Y nos responden afables:

No, no… (y en ese momento la sueltas y ya empiezas a retirarte), está libre, puede llevársela.

Segunda modalidad

Por favor, ¿está ocupada esta silla?

Sí, sí… (y cuando de nuevo inicias la retirada), puede llevársela.

No nos escuchamos, y menos ante hechos cotidianos y reiterativos.

Claro, el problema se agudiza cuando el malentendido llega a mayores y nos encontramos con esta situación:

Por favor, ¿está ocupada esta silla?

No, no (ya la coges e inicias el movimiento de llevártela).

Oiga, que le he dicho que NO está libre, ¿cómo tiene una cara tan dura de llevársela?

Oiga, que simplemente le he entendido mal, pero, hombre, no creo yo que sea cosa de llamarme caradura.

Lo que pase a continuación depende de la clase de mujeres que acompañen a cada contendiente. Lo normal es que no pase nada, pero si tenemos la desgracia de ir acompañados de una de esas mujeres embriscadoras, lo tenemos claro, debemos rezar para que el otro (tenga razón o no) sea mucho más pequeño que nosotros, porque si no…

Bueno, la última vez acabé en el cuartelillo, y ella encima me dejó plantado por violento, después de haber insultado al otro tipo hasta límites que sólo se podían saldar a puñetazos.

En fin, otro día hablaré de mis problemas con las mujeres.

Texto extraído de su libro Etimolomías (Ebookprofeno, 2015)

*******

Felipe Zapico Alonso (León, España). Mamífero de la camada de 1960. Mamífero y muy mamífero. Mamífero leonés, si eso importa. Escribe desde pequeño (que lo fue) a escondidas. Por ahí se puede encontrar casi todo lo que escribe, lo que ve, lo que canta y lo que fotografía. Vive en la carretera, duerme en las redes sociales y tiene un blog, ya que no tiene hijos. http://narcisoelvalvulista.blogspot.com/

 

narrativa_newsletterp

RebajasBestseller No. 1
La ovejita que vino a cenar (Cuentos infantiles)
182 Opiniones
La ovejita que vino a cenar (Cuentos infantiles)
  • Steve Smallman
  • Editor: BEASCOA
  • Edición no. 1 (07/05/2012)
  • Tapa dura: 32 páginas
Bestseller No. 2
El lobo de los cuentos: Cuentos infantiles para niños de 3 a 6 años
57 Opiniones
RebajasBestseller No. 3
Cumplo 2 Años! (PICARONA)
26 Opiniones
Cumplo 2 Años! (PICARONA)
  • Silvia D'Achille
  • Editor: PICARONA
  • Edición no. 1 (01/11/2016)
  • Tapa dura: 16 páginas
RebajasBestseller No. 4
Mi primer diccionario en imágenes: Incluye letra manuscrita y de palo (Luna de papel)
8 Opiniones
Mi primer diccionario en imágenes: Incluye letra manuscrita y de palo (Luna de papel)
  • Cuca Canals, José Castro Calvín
  • Editor: La Osa Menor
  • Tapa dura: 128 páginas
>

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.