Poema de Manuela Ipiña: Pirómanos

Poema, Manuela Ipiña, Pirómanos
Manuela Ipiña. Fuente de la imagen

Poema de Manuela Ipiña: Pirómanos

Dejaron las huellas 
de todas las manos 
que nunca bastaron.

Dejaron las bocas 
que nunca pudieron
morder con los dientes
sus ganas de vida.

Dejaron las ganas
(siempre de amianto)
que hoy todavía 
se alimentan del fuego.


Cuando la cama pintaba su mapa del mundo, ellos dejaban impreso en sus rincones algo de ambos que nunca se fuera.

*******

Manuela Ipiña. Tengo 37 años, soy Licenciada en Derecho y me dedico al mundo jurídico y de los Recursos humanos. Actualmente formándome como terapeuta Gestalt y “saliendo del armario” poético. He colaborado en la Revista Chispas Literarias y soy socia de Noches Poéticas (Bilbao), donde suelo colaborar. Acabo de publicar mi primer poemario titulado Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte (Cuadernos del laberinto, 2015).

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

1 comentario en “Poema de Manuela Ipiña: Pirómanos”

  1. A pesar de las evidencias, de los contratiempos e inconvenientes en las circunstancias de la vida siempre quedan los recuerdos, y los pensamientos de los momentos y las situaciones agradables de cada momento de nuestras vidas

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.