Debates multitudinarios

Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría
Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría posan antes del debate de Atresmedia. Fuente de la imagen

Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969), director de la escuela Bauhaus, hizo célebre el eslogan del minimalismo “Menos es más”, o lo que es lo mismo: “Más es menos”. No pude evitar acordarme de su máxima viendo el debate, el pasado lunes por la noche, entre Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera. De igual manera que demasiados ingredientes pueden malograr lo que podría haber sido una buena paella, demasiados oradores pueden desvirtuar una interesante batalla oratoria.  

El fin del bipartidismo ha traído consigo, entre otras cosas, un modelo de debate multitudinario que será síntoma de buena praxis democrática, como afirman algunos, pero que, analizado en frialdad, no favorece la confrontación serena de las ideas. El cruce de acusaciones y propuestas entre estos cuatro mosqueteros de la política nacional viajaba en tantas direcciones y a tal velocidad (“¡Todos contra uno, uno contra todos!”), que determinar quién fue el orador más convincente se me antoja un ejercicio de voluntarismo. El ganador, ahora que lo pienso, fue el morbo alimentado por Atresmedia, que castigó a su multitudinaria audiencia con un ridículo e interminable previo en el que fomentaron el culto a la personalidad de los cuatro aspirantes, y de paso a la propia empresa.

Definitivamente, no me gustan los debates a tres o a cuatro, y aún menos a seis (algunos pedían que también hubieran sido invitados Alberto Garzón y Andrés Herzog). Si tienen que debatir los candidatos a la presidencia durante el periodo electoral (el inasible Rajoy incluido), que lo hagan. Pero, por favor, los combates en la política, como en el boxeo, siempre de dos en dos.

(Artículo publicado en El Periódico Extremadura el miércoles, 9 de diciembre de 2015).

LEER OTROS TEXTAMENTOS

Libros de Francisco Rodríguez Criado

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

1 comentario en “Debates multitudinarios”

  1. Nunca me simpatizaron los debates y tampoco me parecieron justos aún siendo de a dos.
    He ganado debates sólo por estar más preparado y entrenado que mi contrincante a sabiendas que me superaba por cualquier lado.

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.