Los papeles de Pedro Almodóvar

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Pedro Almodóvar, Papeles de Panamá
Pedro Almodóvar. Fuente de la imagen

Un actriz que participa en Julieta ha afirmado que sería una pena que los papeles de Panamá puedan afectar a la taquilla. Entiendo su pesar, pero si descontextualizamos sus palabras no parece que le preocupe demasiado que Almodóvar haya esquivado sus obligaciones fiscales en España, sino la repercusión que esa falta pueda ocasionar a los beneficiarios de un posible éxito de la película. Julieta ha recaudado menos que cualquier otra película del cineasta manchego, y nada hace pensar que en las próximas semanas se revierta esa tendencia. ¿Debemos llorar por ello?

Los papeles de Panamá, que tiene nombre de película de Alan Parker o de novela de Graham Greene, no es, a nuestro pesar, una ficción, sino la enésima demostración de que el ser humano es avaro sin causa: ninguno de los nombres que la prensa ha dado como asociados al caso pasan hambre. Todos son unos privilegiados, pero sentían que deberían serlo aún más.

Así las cosas, lo que debe preocupar al ciudadano medio no es que la última película de Almodóvar fracase en taquilla, sino tratar de esclarecer por qué su director está implicado en un asunto turbio cuyo objetivo es traicionar al país al no satisfacer sus obligaciones fiscales. Si se confirman los hechos, deberá ser él quien pase por taquilla.

Almodóvar, y otro que no tiene desperdicio, Mario Conde (nuevamente arrestado, ahora por repatriar desde Suiza el dinero que saqueó de Banesto), nunca han tenido problemas en darnos lecciones de ética, uno manifestándose en las calles o pidiendo cordones sanitarios políticos y otro desde un plató de televisión que le servía de plataforma para el partido (de corta vida) que llegó a crear.

España está harta de políticos, banqueros, cineastas y futbolistas corruptos, y de que algunos nos den lecciones de democracia. España, en fin, está harta de que los que más tienen que callar nos cuenten películas.


Francisco Rodríguez Criado

(Artículo publicado en El Periódico Extremadura el miércoles, 13 de abril de 2016).

LEER OTROS TEXTAMENTOS

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_button title=”Textamentos” target=”_blank” color=”btn-success” icon=”wpb_arrow” size=”wpb_regularsize” href=”https://narrativabreve.com/textamentos”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_message color=”alert-info” message_box_style=”standard” style=”rounded” message_box_color=”alert-info” icon_type=”pixelicons” icon_fontawesome=”fa fa-info-circle” icon_openiconic=”vc-oi vc-oi-dial” icon_typicons=”typcn typcn-adjust-brightness” icon_entypo=”entypo-icon entypo-icon-note” icon_linecons=”vc_li vc_li-heart” icon_pixelicons=”vc_pixel_icon vc_pixel_icon-info”]

francisco rodriguezFrancisco Rodríguez Criado: escritor, corrector de estilo, profesor de talleres literarios y creador del blog Narrativa Breve. Ha publicado novelas, libros de relatos, obras de teatro y ensayos novelados. Sus minificciones han sido incluidas en algunas de las mejores antologías de relatos y microrrelatos españolas: El cuarto género narrativo. Antología del microrrelato español (1906-2011). Ed. Irene Andrés-Suárez (Cátedra, Madrid, 2012),Velas al viento. Ed. Fernando Valls (Los cuadernos del vigía, Granada, 2010), La quinta dimensión (Universidad de Extremadura, Mérida, 2009), Soplando vidrio y otros estudios sobre el microrrelato español. Ed. Fernando Valls (Páginas de Espuma, Madrid, 2008), Histerias breves (El problema de Yorick, Albacete, 2006), Relatos relámpago (ERE, Mérida, 2006), etcétera. Es autor de El Diario Down, donde narra en primera persona sus experiencias como padre de un bebé con el Síndrome de Down.

Email: info@narrativabreve.com

Visita su blog sobre la corrección de textos: Corrección y Estilo

[/vc_message][/vc_column][/vc_row]

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.