Fábula de Guillermo Cabrera Infante: La zorra y las uvas

Fábula de Guillermo Cabrera Infante

Una zorra tenía hambre y, como era extrañamente vegetariana (no hay nada que no haga una zorra por estar a la moda), le echó el ojo a unas uvas que estaban allí cerca pero arriba. Saltó una y otra vez y otra vez y otra vez más, sin alcanzarlas. Miró la zorra a las uvas por última vez y al verlas bien (es asombroso lo bien que ve uno las cosas cuando las mira por última vez) exclamó: “no importa: no las quiero: están verdes”.

Un cuervo que andaba por allí, de paso hacia otra fábula, miró a la zorra, miró a las uvas y se dijo: “no es extraño: esas uvas están verdes porque son uvas verdes”. La zorra no respondió tal vez porque no había oído, tal vez porque era orgullosa, pero seguramente porque las zorras no pueden conversar con los cuervos.

Moraleja: La zorra es un animal que no tiene don de lenguas pero sí puede padecer de daltonismo. 

Guillermo Cabrera Infante,  Exorcismos de esti(l)o, 1976.

Después de Troya. Microrrelatos hispánicos de tradición clásica. Edición de Antonio Serrano Cueto, Menoscuarto, Palencia, 2015.

Fuente de la imagen

 

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.