Comprar alimentos por Internet. ¿Una tendencia al alza?

Comprar alimentos por Internet… ¿Por qué no? Todos tenemos un pasado como compradores de artículos por Internet. Al principio, los que tenemos cierta edad lo hicimos con miedo porque era algo nuevo. Era algo así como hacer puenting… no sabías si iba a ser una gran experiencia o si ibas a dar un castañazo.

Pero salimos indemnes. Primero tuvimos que abrir una cuenta bancaria online –ahí el primer susto–, y luego nos animamos a ingresar unos cuantos euros en ella para hacer la primera compra (si los piratas informáticos iban a robarnos, que no fuera mucho). Y a partir de ahí, poco a poco, nos fuimos relajando. Y entonces, cuando descubrimos que comprar por Internet era seguro, nos soltamos la melena.

Compramos libros (en papel o ebooks), teléfonos móviles, el almohadón para dormir mejor, el atril, lectores digitales, los cuadernos del cole, los extensores para hacer estiramientos, esa blusa tan mona o ese chándal que habíamos visto en la tele. Algunos, más atrevidos, compran incluso cámaras fotográficas u ordenadores. (Yo no he llegado a ese punto; este tipo de artículos prefiero comprarlos en una tienda física).

Comprar alimentos por InternetEn fin, parece que no hay nada que no pueda comprarse por Internet. Y siguiendo esa línea, parece que se está poniendo de moda, aunque sea tímidamente, comprar alimentos por Internet. O sea que seguimos llenando el carrito, pero este es ahora un carrito digital. La ventaja de comprar por Internet la leche, los huevos, la cerveza, las bolsas de basura, etcétera, es tentadora. Ganas tiempo, es cómodo y te ahorras tener que montar en coche (si haces la compra en los grandes almacenes). ¿Para qué desplazarte al supermercado si puedes hacer que el supermercado se desplace hasta ti?

La venta online se sigue disparando, y la venta de alimentos por Internet no se iba a quedar atrás. Puede que no tenga el tirón de los libros o los teléfonos móviles, pero la tendencia es al alza. En España no es tan habitual hacer la compra de los alimentos online (como ocurre en EE.UU, Francia o Inglaterra), pero llegaremos a ello antes o después.

He leído que el 61% de los usuarios consulta Internet para informarse sobre productos de alimentación, pero que solo el 9% se anima a hacer la compra de esos productos. Es un tanto por ciento bajo, pero que el 61% haga esa consulta es un dato interesante…

Las empresas se están poniendo al día y para fomentar la compra de alimentos por Internet están ofreciendo códigos de descuento y ofertas diarias, y entrega en domicilio en plazos muy cortos.

No tardaremos en comprar las patatas, la mantequilla y los tomates con la misma alegría con la que ahora compramos el superventas del momento.

Tiempo al tiempo.

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.