plumas estilográficas

Cuento de Raymond Carver: Mecánica popular

Aquel día, temprano, el tiempo cambió y la nieve se deshizo y se volvió agua sucia. Delgados regueros de nieve derretida caían de la pequeña ventana -una ventana abierta a la altura del hombro- que daba al traspatio. Por la calle pasaban coches salpicando. Estaba oscureciendo. Pero también oscurecía dentro de la casa.

Él estaba en el dormitorio metiendo ropas en una maleta cuando ella apareció por la puerta.

–¡Estoy contenta de que te vayas! ¡Estoy contenta de que te vayas! –gritó–. ¿Me oyes?


Él siguió metiendo sus cosas en la maleta.

–¡Hijo de perra! ¡Estoy contentísima de que te vayas! –Empezó a llorar–. Ni siquiera te atreves a mirarme a la cara, ¿no es cierto?

Entonces ella vio la fotografía del niño encima de la cama, y la cogió.

Él la miró; ella se secó los ojos y se quedó mirándole fijamente, y después dio la vuelta y volvió a la sala.

–Trae eso aquí –le ordenó él.

–Coge tus cosas y lárgate –contestó ella.

Cuento de Raymond Carver
Raymond Carver

Él no respondió. Cerró la maleta, se puso el abrigo, miró a su alrededor antes de apagar la luz. Luego pasó a la sala.

Ella estaba en el umbral de la cocina con el niño en los brazos.

–Quiero al niño –dijo él.

–¿Estás loco?

–No, pero quiero al niño. Mandaré a alguien a recoger sus cosas.

–A este niño no lo tocas –le advirtió ella.

El niño se había puesto a llorar, y ella le retiró la manta que le abrigaba la cabeza.

–Oh! Oh! –exclamó ella mirando al niño.

Él avanzó hacia ella.

–¡Por el amor de Dios! –se lamentó ella. Retrocedió unos pasos hacia el interior de la cocina.

–Quiero el niño.

–¡Fuera de aquí!

Ella se volvió y trató de refugiarse con el niño en un rincón, detrás de la cocina. Pero él les alcanzó. Alargó las manos por encima de la cocina y agarró al niño con fuerza.

–Suéltalo –dijo.

–¡Apártate! ¡Apártate! –gritó ella.

El bebé, congestionado, gritaba. En la pelea tiraron una maceta que colgaba detrás de la cocina.

Él la aprisionó contra la pared, tratando de que soltara al niño. Siguió agarrando con fuerza al niño y empujó con todo su peso.

–Suéltalo –repitió.

–No –dijo ella–. Le estás haciendo daño al niño.

–No le estoy haciendo daño.

Por la ventana de la cocina no entraba luz alguna. En la casi oscuridad él trató de abrir los aferrados dedos de ella con una mano, mientras con la otra agarraba al niño, que no paraba de chillar, por un brazo, cerca del hombro.

Ella sintió que sus dedos iban a abrirse. Sintió que el bebé se le iba de las manos.

–¡No! –gritó al darse cuenta que sus manos cedían.

 Tenía que retener a su bebé. Trató de agarrarle el otro brazo. Logró asirlo por la muñeca y se echó atrás.

Pero él no lo soltaba.

Él vio que el bebé se le escurría de las manos, y tiró con todas sus fuerzas.

Así, la cuestión quedó zanjada.

Cuentos de Raymond Carver

 

narrativa_newsletterp

Atriles

Bestseller No. 1
ATRIL PARA LIBROS y Soporte de Tablets | Diseñado para sujetar libros grandes y...
4 Opiniones
ATRIL PARA LIBROS y Soporte de Tablets | Diseñado para sujetar libros grandes y...
  • IDEAL PARA ESTUDIANTES Y PROFESIONALES: Por su diseño ergonómico es el accesorio ideal para trabajar, estudiar y leer durante largas horas. Con 4...
  • VERSÁTIL, LIVIANO Y RESISTENTE: El atril de lectura admite libros de cualquier tamaño. Especialmente construido para soportar manuales grandes, libros...
  • PORTÁTIL Y CONVENIENTE: Simplemente puedes plegarlo y llevar tu estación de trabajo en la maleta a dónde vayas. No hay excusas para no tenerlo a mano,...
  • SUJETA PAGINAS: los clips metálicos con puntas antideslizante te ayudan a sujetar el libro abierto en la posición deseada y sostener en forma segura tu...
  • EXCELENTE PRECIO Y CALIDAD: Cuidadosamente diseñado en madera, con delicada terminación y materiales de calidad. Si no estás satisfecho, TE DEVOLVEMOS...
RebajasBestseller No. 2
HALOViE soporte para libro Tablet iPads Book Holder Atril de lectura ajustable y...
37 Opiniones
HALOViE soporte para libro Tablet iPads Book Holder Atril de lectura ajustable y...
  • Material: Pino de alta calidad, Dimensión (aprox.): 34 * 23.5 * 2.8 cm.
  • Permítase tomar una postura más relajada durante la lectura de una mesa o escritorio
  • Es ajustable a 4 ángulos para adaptarse a diferentes alturas visual.
  • Se pliega para guardar o transportar fácilmente.
  • Adecuado para poner los libros, la notación musical, iPad, Tablet y más. Una buena idea de regalo para sus hijos, familia o entre amigos
Bestseller No. 3
Relaxdays 10013077 - Atril soporte para libros de cocina, 32 x 24 cm
88 Opiniones
Relaxdays 10013077 - Atril soporte para libros de cocina, 32 x 24 cm
  • Tamaño: 32 x 24 x 18 cm aproximadamente
  • Tres niveles de inclinación
  • Con soporte de metal para que no se pasen las páginas
  • Muy llamativo para su cocina
  • Con tradicional grano de bambú

Última actualización el 2018-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos relacionados

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.