Cuento infantil de Margarita Schultz: Neko, Kashikoi y la escuela para conejos

Os dejo un nuevo cuento infantil de Margarita Schultz, ilustrado por Alejandra Ramírez, perteneciente a la serie Historias de Neko, de los que ya hemos publicado algunas piezas, como por ejemplo “El otro Neko“.

Y no olvidéis visitar nuestra sección de cuentos infantiles, una delicia para pequeños y no tan pequeños. 🙂

Cuento para niños: Neko, Kashikoi y la escuela para conejos

Apresurado, Kashikoi llegó al bosque, a los brincos sobre sus poderosas patas traseras. El calor de la siesta producía un intenso olor a hojas secas. Lejos, un pájaro carpintero, buscando insectos hacía su percusión en el tronco de un árbol. Kashikoi corría; era muy veloz y eso le había salvado la vida una vez más.

Escuchaba pasos a su espalda, el crujido de algunas ramas, y no quería detenerse para mirar hacia atrás, ¡no podía perder un instante!

—Alerta! Alerta! Conejos del bosque ¡alerta!  —iba diciendo con voz ronca Kashikoi, mientras saltaba entre pastos y ramas caídas.

Nadie se dejaba ver…

—Alerta! —decía sin gritar, pero tratando de ser escuchado. Traía lastimada una de sus orejas.

Neko, que disfrutaba su siesta sobre unos pastos mullidos, en cuanto abrió los ojos y lo vio, se puso en pie.

 —¡Kashikoi! ¿Qué te pasó? —preguntó Neko impresionado al ver la herida en la oreja de su amigo; y comenzó a lamerla para curarlo, como solía hacer con sus propias lastimaduras.

—Sí, ¿qué pasó Kashikoi? —repitió Usagi mirando la oreja lastimada.

—Sentí el ruido de un disparo, un silbido y en seguida ¡un dolor en mi oreja izquierda! —fue la respuesta de Kashikoi—. ¡Por poco me dan de lleno; escapé corriendo! Me siguieron creo… no sé si me siguieron… tal vez lo imaginé… sí, no sé… ¡Alerta! ¡Alerta! Conejos del bosque —repetía Kashikoi.

Por entre las ramas de los arbustos comenzaron a verse las orejas largas de algunos conejos; se acercaban a Kashikoi. Ellos conocían la palabra ‘alerta’. Siempre les producía una tremenda inquietud. Era señal de peligro…

Más los asustó la palabra en ese momento porque vieron la oreja lastimada de Kashikoi…

Kashikoi aclaró acelerado, casi sin respirar:

 —Andan cazadores de conejos, llevan escopetas y muchas ganas de matar. No podremos caminar libremente por el bosque, nos delatan nuestras orejas, porque sobresalen de las ramas y hojas, como si les contaran a los cazadores “—¡¡‘aquí’, ‘aquí’!!” —¿Ven lo que me hicieron? —Kashikoi señalaba su oreja—. ¡¡También escuché ladridos!!

—¿Ladridos? ¿Ladridos? —preguntaban temblando los otros conejos…

Kashikoi siguió:

—Hay que encontrar una salida, tenemos que prepararnos. ¿Saben? Usagi tuvo una buena idea: hacer una “escuela de alerta”, para enseñarnos cómo plegar las orejas al máximo, cómo caminar arrastrándonos sobre el suelo, de manera de no ser vistos…

Usagi se acercó con cara de sabio. Y para mostrar su idea plegó las orejas hacia atrás y comenzó a avanzar con la panza a ras de tierra.

—¡Ay! —gritó de pronto—, ¡me pinché con una rama seca! Creo que tenemos que hacer ahora mismo una primera reunión. ¡No hay tiempo que perder! Ya vieron lo que le pasó a Kashikoi…

Neko estaba en desacuerdo con la solución de Usagi, ¡los conejos dejarían de ser conejos si tenían que vivir con las orejas plegadas y caminar arrastrándose como las serpientes!

Se había levantado brisa, y las hojas amarillas, anunciadoras del otoño, comenzaron a caer, lentas. Algunas ondeando hacia un lado y hacia otro, otras, girando en espiral.

Los conejos sabían que su problema principal con los cazadores eran sus orejas largas, por el modo como sobresalen de los pastos y arbustos, cuando están sentados sobre sus patas traseras.

Comenzaron a mirarse para ver cuál tenía las orejas más largas.

—¡Mira las tuyas! ¡son las más sobresalientes!

—¿Y las tuyas? Son peores que las mías. ¡Por tus orejas nos van a descubrir! —replicó Nagai Mimi—. ¡Miden dos metros! —exageró.

—¡Sí, ¡sí! —Lo acosaban todos, rodeando al de orejas largas como si fueran a atacarlo… —¡Miden como dos metros!

Apareció uno que se jactaba de tener las orejas más cortas.

—¡Ajajá! me salvaré, ¡yo me salvaré! —brincaba Mijikai triunfante.

Y comenzó entonces una burla ensordecedora: los demás le decían:

—¿Orejas cortas? ¡Entonces no eres un conejo! ¡Quién dijo que con orejas cortas puedes ser un conejo! ¿Quién dijo que eres un conejo? ¿Qué estás haciendo aquí en una asamblea de conejos? ¿Serás, acaso, un espía de los cazadores…? ¿Irás a decirles dónde estamos?

Mijikai se fue achicando de a poco, se enrolló sobre sí mismo como si fuera un ovillo de lana, y bajando las orejas cerró los ojos como queriendo desaparecer.

Neko desde su rincón junto a un eucalipto añoso miraba y escuchaba todo eso con sorpresa y pena. ¡Todos peleaban con todos sin llegar a encontrar una solución…! Como gato que era, no se atrevió a intervenir en esa batahola de conejos.

En eso estaban cuando escucharon disparos más cerca, cada vez más cerca, más y más cerca. También escucharon los silbidos de que había hablado Kashikoi.

Entonces huyeron en todas direcciones, los orejas largas y los orejas cortas corrían por igual lo más rápido que podían.

Así concluyó esa vez la asamblea. Huir, para ellos, fue entonces la mejor solución…

Alejandra Ramírez se formó como artista visual en la Universidad de Chile. Continuó estudios en Educación Escolar, y se desempeñó como Profesora de Arte en colegios. Es ilustradora de cuentos para niños. La serie Historias de Neko se desarrolla con el método de interacciones propositivas entre autora e ilustradora.

RebajasBestseller No. 1
Cuentos para niños que sueñan con cambiar el mundo: 50 Héroes inspiradores de carne y hueso
46 Ver aquí todas las Opiniones
Cuentos para niños que sueñan con cambiar el mundo: 50 Héroes inspiradores de carne y hueso
  • G.L. Marvel
  • Editor: Duomo ediciones
  • Edición no. 1 (05/21/2018)
  • Tapa dura: 160 páginas
RebajasBestseller No. 2
RebajasBestseller No. 3
Cuentos Clásicos (Cuentos clásicos con pictogramas)
  • Susaeta Ediciones
  • Editor: SUSAETA
  • Edición no. 1 (01/09/2019)
  • Tapa dura: 24 páginas
RebajasBestseller No. 4
De mayor quiero ser... feliz: 6 cuentos para potenciar la positividad y autoestima de los niños
275 Ver aquí todas las Opiniones
De mayor quiero ser... feliz: 6 cuentos para potenciar la positividad y autoestima de los niños
  • Anna Morato García
  • Editor: BEASCOA
  • Edición no. 1 (05/10/2018)
  • Tapa dura: 128 páginas

Cuento infantil sobre la desobediencia: El cuento de Pedrín, el conejo

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Última actualización el 2019-12-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.