El bosque maldito, una historia corta de Pedro Benengeli

Buchen Wald

Parque Nacional de Jasmund, Rügen

La muerte es lo más definitivo que existe, ¿pero existe la muerte, no es su definición la falta de existencia?

Se cerró sobre nosotros un bosque de hayas en el que apenas percibíamos la luz del sol, como una catedral de imponentes pilares góticos se elevaban los árboles a nuestro alrededor, tenebrosos y serios. El silencio era solemne, roto tan solo por nuestro resoplar y el pedaleo de las bicicletas eléctricas. Buscábamos ansiosamente la Silla del Rey (Königsstuhl), pero el hayedo nos engañaba llevándonos por caminos que se enredaban y serpenteaban por luminosos claros u oscuras colinas, sin alcanzar nunca el mar. Paramos un momento para orientarnos y un tenue resplandor entre las apretadas filas de árboles dio paso a una elegante figura de mujer nórdica, tan serena, tan rubia y tan blanca que no parecía de este mundo. Nos miraba fijamente en silencio desde sus ojos claros. Álvaro y yo percibimos, en medio de la más cumplida belleza, el anhelo más doloroso, la tristeza más profunda, el horror más absoluto. Pensé súbitamente en el campo de concentración de Buchenwald, donde murieron tantos inocentes, al lado de la idílica Weimar donde vivieran Goethe y Schiller. Las ramas empezaron a tejer alrededor tratando de alcanzar nuestros sudorosos rostros, y las raíces surgían de repente del suelo para hacernos caer de las bicicletas. La hojarasca se volvió insoportable y hostil, preñada de trampas, y los troncos yacentes apuntaban a nuestro corazón. Corríamos ya sin bicicletas, desesperados, hacia una fina línea azul en el horizonte, apenas perceptible entre las copas de los árboles. Casi nos despeñamos en el precipicio que se abrió a nuestros pies, donde bruscamente terminaba la vegetación. Los acantilados blancos. Encontramos un paisaje a lo Caspar David Friedrich y, a falta del pintor romántico, nos fotografiamos en postura heroica. Habíamos vencido al bosque maldito.

Relato literario de Pedro Benengeli: Creta

Historias cortas

Cuentos españoles

Bestseller No. 1
Lamy: Grande Recharge Rollerball M63: Couleur: Bleu, Taille: M, Lot de 4.
  • Recambio de bolígrafo Lamy.
  • Sustituye a los recambios M61 y M62.
  • Ancho: M.
  • 4 unidades.
  • Color: azul.
Bestseller No. 2
Lamy Noto - Bolígrafo de bola retráctil, negro
  • Con cuerpo remachada y convincente de clip solución
  • Carcasa de plástico con superficie de color negro mate
  • Mina compacta M16, color de texto: Negro, Grosor: M
  • Color: Negro Mate/Plata
RebajasBestseller No. 3
Lamy FH14118 Safari 318 - Bolgrafo de punta redonda, color amarillo
  • Bolígrafo con punta redonda y tinta intercambiable
  • Fabricado en plástico ABS resistente, con acabado brillante
  • Diseñado con clip de metal flexible
  • Mango agradable, gracias a la sujeción
RebajasBestseller No. 4
Lamy 2000 - Bolígrafo
  • Clip de acero inoxidable macizo y resorte
  • Fibra de vidrio Makrolon, cuerpo con acentos de acero inoxidable cepillado
  • Con relleno gigante LAMY M 16 negro M
  • Bolígrafo impermeable gigante, cuerpo robusto de Makrolon, clip de resorte de acero inoxidable,...
  • Superficie aterciopelada, hermosa sensación, bolígrafo de lujo

narrativa_newsletterp

Artículos relacionados

Última actualización el 2019-10-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.