Fragmento literario: Almas de papel (Amparo Mir Espí)

Amparo Mir Espí lleva escribiendo desde hace un par de años y es autora de la novela Almas de papel, que puede comprarse en Amazon (en papel o en Kindle). En estos momentos está trabajando en su segunda novela.

Hoy comparte con nosotros un fragmento de Almas de papel.

Almas de papel (fragmento)

ALICIA

Se miró al espejo, allí no había más que un rostro perdido, triste y viejo.

Como tantas otras veces, se sentía impotente, desdichada, incomprendida; Paula le había hecho sentir así en muchas ocasiones; bueno, casi siempre.

Todo empezó cuando Paula tenía quince años, siempre había sido una niña dominante, con mucha personalidad, y eso, pese a quien pese, con la edad se había ido acrecentando. Su madre, Alicia, pensaba que cuando fuera mayor cambiaría y mejoraría su carácter, había sido una niña mimada y por eso era dominante y caprichosa, o eso creía.

Fue al colegio a hablar con su tutor del instituto; al parecer, había insultado y se había enfrentado con una compañera de clase. Lógicamente, su madre creyó a pies juntillas lo que el tutor le contó y, en cuanto salieron del instituto, Paula cogió a su madre por el cuello y la empujó contra la pared:

—¿Por qué no me has defendido? ¡Has asentido en todas las mentiras que te ha dicho el profesor!

—Déjame —le dijo ella—. ¡Llamaré a la policía, me estás haciendo daño!

Con un rápido movimiento, le cogió el móvil de la mano y se lo guardó en su bolsillo.

La tenía completamente a su merced, ella por primera vez tuvo miedo de su propia hija. No podía creer lo que estaba viviendo en ese momento. Después de varios gritos e insultos la soltó. Y Alicia se escapó de su lado y comenzó a andar aprisa.

—No quiero que vengas conmigo, ve tú por tu lado que yo iré por el mío. ¡Déjame en paz!

Estaba asustada y no daba crédito, ¿qué había hecho mal? ¿Cómo había educado a su hija? Empezó a llorar y llegó a su casa. Sí, la castigó y le dijo que no tendría móvil durante quince días, no le pidió perdón, y no parecía arrepentirse de lo que había hecho frente al instituto media hora antes. Alicia pronto descubriría que Paula no tenía sentimientos y que no se arrepentía nunca del daño psicológico que le producía a su madre. Ni a otras personas que no estaban de acuerdo con ella.

Amparo Mir Spí

La noche boca arriba (cuento de Julio Cortázar)

narrativa_newsletterp

Última actualización el 2021-07-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

(Nota: narrativabreve.com participa en el programa de afiliados de Amazon, y como tal se lleva una pequeña comisión por cada compra que el cliente haga en Amazon después de entrar por alguno de nuestros enlaces).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.