Fuego en La Chorrera | Relato de Rafael Garcés Robles

Don Aristóbulo Daza con la ayuda de dos jornaleros empezaron la rosa de sus tierras sin pensar que estaban muy cerca de causar un siniestro de grandes proporciones a toda su comunidad. Aquel sábado 9 de agosto de 1947, día de mercado en el pueblo, la gente notó que ese cielo veraniego, rápidamente se tornaba gris y el frondoso samán que cobijaba toda el área de la Plaza de Mercado se cubría de maleza chamuscada traída por los vientos encajonados en el sureño cañón del rio Sambingo.

El señor Daza y los jornaleros habían iniciado sus labores de la rosa, quemando los abundantes helechales de la parte baja de la zona agrícola e inmediatamente prendieron fuego a la mala hierba de la parte alta. Preparaban el terreno para la siembra del maíz que cosecharían en diciembre, mes de alta demanda de esta gramínea. El inclemente sol de las nueve de la mañana, agregando los ventarrones de la época, más  el descuido de los agricultores en la quema de los helechales iniciaron un incendio sin control que el correo de las inmensas humaredas lo anunciaban como catastrófico.

Alertado el pueblo y con la gente congregada en la plaza, se dio inicio a un desfile de cientos de personas dispuestas a colaborar con los damnificados y para apaciguar el fuego, se dirigieron  por la recién inaugurada carretera que conduce a la capital y por la cual transitaban dos o tres carros por día. Luego de cincuenta minutos de afanado caminar, llegaron los primeros socorristas a la vereda La Chorrera, allí, por momentos para poder resollar la gente debía tirarse bocabajo sobre el césped; la sofocante humareda, el calor insoportable y las llamas se habían esparcido tal como la biblia muestra al gigantesco infierno.

El dios del fuego se paseó por todos los rincones de la vereda hasta dejar en cenizas: cosechas, animales domésticos, pequeños roedores, ofidios y muchas aves; el jefe de los gendarmes hizo el levantamiento de un niño de cuatro años, quien murió tratando de sacar del  rancho su ropa y su carrito de madera; contabilizó, además, sesenta ranchos y dos casas de teja arrasadas por el fuego. Quedó una inmensa loma cubierta de tizne y ceniza, capaz de tragarse la luz del sol del estío. Tan solo el llanto de los atribulados y afligidos testigos de este dantesco episodio pudieron extinguir los últimos vestigios de las brasas que se escondían en los moribundos troncos de los árboles que habían poblado la alameda.

La madre del infante fallecido fue llevada de urgencia al hospital del pueblo con quemaduras de tercer grado en sus brazos, ocasionadas en sus intentos por sacar del rancho con  vida a su hijito. A lo lejos, de pronto, divisaron la silueta de un hombre que corría entre el humeante desierto negro. “¡Es Pachito!”, gritó el jefe de los gendarmes y ordenó a sus subalternos: “¡Hay que seguirlo, él desconoce la suerte de sus padres!”.-

Al toparse con Pachito, se encontraron ante un conmovedor cuadro de dolor, llanto y aflicción. Pacho abrazado a sus ancianos padres, agradecía al cielo su sobrevivencia. “El barrizal del establo con las tres vaquitas nos salvaron la vida”, repetía el padre mientras se aferraba con amor a su esposa Carmen y a su hijo. Los dos hermosos ranchones de la finca de don César son escombros ahora, solo permanecen felices y más avivadas que nunca: las cuatro milpas.

De regreso a la vía carreteable, los expertos campesinos vaticinaban que en dos o tres años,  podrían estar avizorando la recuperación de las plantaciones y de los animalitos, también las nuevas viviendas con sus huertas; se vienen días difíciles asentían todos con ojos de angustia e incertidumbre. En el trayecto del camino y en la cima de la piedra del Duende, encontraron a un niño de seis años de edad, dijo llamarse Floro. Él había corrido durante horas perseguido por las llamas, no dio información de dónde vivían sus padres ni quiénes eran, pareciera que el duende lo salvó de morir chamuscado. Pacho abrazó a Floro y luego de caminar veinte torpes pasos, le dijo: “Nuestra casa del pueblo será tu hogar, yo seré tu papá y mis padres serán tu papá mayor y tu mamá mayor”.

Pacho, encabezando este lúgubre desfile y con su mano sobre el hombro de Floro, empezó a cantar mientras de sus ojos goteaban dos quebrantadas lágrimas:           –¡Cuatro milpas tan solo han quedado / del ranchito que era mío / ayayayaaay… ! -Todos se unieron en coro con sus lastimeras voces y con sus torrentosas lágrimas.

Cuentos latinoamericanos

RebajasBestseller No. 1
Lenovo Maletín de carga superior casual para equipos…
  • Diseño casual y estilizado
  • Tela repelente al agua de alta calidad y duradera
  • Compartimentos y bolsillos bien posicionados
  • Correa de equipaje integrada para un traslado más…
  • Gran capacidad de almacenamiento: se adapta a sistemas…
Bestseller No. 2
MATEIN Maletín para Portátil, Maletin Portatil 15.6…
  • Estructura multifuncional: la bolsa para portátil…
  • Resistente al agua: este maletín, hecho de tela de…
  • Práctica y segura: una correa de equipaje permite que…
  • Protección superior: un acolchado de espuma de 0,5 cm…
  • Comodidad y comodidad: diseño unisex perfecto para…
Bestseller No. 3
Amazon Basics – Maletín compacto para portátil con correa…
  • Maletín compacto y poco voluminoso para tu portátil…
  • Con bolsillos para almacenar ratón, teléfono móvil y…
  • Incluye correa acolchada para el hombro
  • Dimensiones internas: 37,33 x 5,58 x 28,44 cm (largo x…
  • Dimensiones externas: 39,37 x 7,11 x 30,48 cm (largo x…
Bestseller No. 4
VANKEAN Maletín para portátil de 17,3 pulgadas, maletín…
  • MATERIAL DE ALTA CALIDAD: la mochila para computadora…
  • COMPARTIMENTO MULTIFUNCIONAL: El compartimento…
  • CÓMODO Y A PRUEBA DE AGUA: bolsillo frontal funcional…
  • CONVENIENCIA: manija de agarre fácil de transportar,…
  • REGALO IDEAL: la bolsa para computadora portátil…
Bestseller No. 5
Unykach Maletín Urban MA17, Impermeable, Acolchado para…
  • Máxima protección para tus dispositivos portátiles…
  • Fabricado en poliéster impermeable de alta densidad…
  • Compartimento principal suave y acolchado para…
  • Dispone de correa ajustable y alcolchable
  • Dimensiones de 450 x 330 x 50 mm
RebajasBestseller No. 6
Taygeer Bolsa para portátil de 15,6 Pulgadas, Impermeable,…
  • Organizador multicompartimento: La parte frontal del…
  • Material duradero: esta bolsa para ordenador portátil…
  • Fácil de transportar: la bolsa mensajero para laptop…
  • Gran compatibilidad: El tamaño de esta maletin…
  • Comodidad y comodidad: asas dobles resistentes para un…

narrativa_newsletterp

Última actualización el 2024-04-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

(Nota: narrativabreve.com participa en el programa de afiliados de Amazon, y como tal se lleva una pequeña comisión por cada compra que el cliente haga en Amazon después de entrar por alguno de nuestros enlaces).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.