Relato corto de Pedro Benengeli: No estoy de acuerdo

Acababa de llegar a una soleada ciudad del sur de Europa. Como forastero y proscrito, buscaba hacerme un hueco en estas cálidas tierras de Andalucía que ponderan los poetas y alaban los extranjeros por su gastronomía, su luz y su alegría. Así que, ni corto ni perezoso, me dirigí al bar de al lado con la intención de forjar nuevas amistades. Detrás de la barra me atendió una simpática colombiana casada (al parecer) con el propietario del garito, que más parecía un nido de piratas que otra cosa. El portal daba a una calle comercial y sobre la estrecha acera se situaban un par de mesas altas donde dos o tres habituales ventilaban cervezas y quemaban cigarrillos a la espera de una fresca que nunca suele llegar sin la ayuda de unos tragos. Como no había sitio, lie un pitillo dentro del local con la intención de fumármelo fuera, de pie y solitario como un soldado de guardia. Sobre una banqueta asentaba sus posaderas un hombre de larga cabellera cana y poblada barba por entre la que asomaban dos acuosos ojos azules. Bebía café con leche y apoyaba una cajetilla de rubio en la pequeña mesa circular. Pocos coches circulaban en la calurosa noche estival.

«Yo siempre fumo de liar», pensé antes de verbalizarlo, por tres razones: «se fuma menos, dura más y, finalmente, es mejor tabaco» (cometí el error de explayarme sobre este último punto, suelo hablar demasiado).

«No estoy de acuerdo». El individuo, que había renunciado al alcohol perennemente, quizá porque había abusado en su vida de marino… ¿Dije que esta ciudad me pareció de piratas o, mejor dicho, de expiratas esperando la muerte, hundidos en la soledad e incapaces de matar una mosca? El individuo, digo, había saltado como un resorte. Y es que, sin darme cuenta, se me había escapado lo que estaba pensando, no tanto con la intención de convencer a fumadores empedernidos —yo también lo soy—, sino tal vez con la esperanza de trabar una conversación insustancial con desconocidos.

El marino se había molestado, no sabía muy bien por qué, pero tal vez le mosqueó que me inmiscuyera en su círculo privado con los otros dos, que tratara de dar un salto mortal para incorporarme a las rutinas tabernarias de toda una vida, con paisanos de barrio que se conocen desde chicos, un extraño que acababa de llegar caído del cielo (o del infierno) y que lucía un acento sospechoso…

[Segunda Parte]

Claro que tan infeliz no es, tiene una amiga que ha venido a consolarle en este agujero e incluso le ha preparado la comida (aunque haya colaborado lavando los platos), pero con la que también está en desacuerdo en casi todo, excepto en el sexo. Sus sesudos razonamientos de índole académica o filosófica chocan con una muralla de incomprensión que se podría resumir en estas palabras: «Están mintiendo». ¿Quiénes y por qué? Su amiga no quiere bajarse del burro, de su burro que es el de la mayoría de los españoles: no estoy de acuerdo, así por las buenas, sin más razones ni explicaciones. Pensó que tal vez se mostraba demasiado arrogante o seguro de sí mismo, que ofendía con su sola presencia a personas que, con buen criterio, se negaban a reconocer frustraciones de toda una vida, el largo bregar a hacia una muerte sin sentido. Quizás pensó que estaba de más entre esa gente, pero se consoló paladeando el vino tinto que había pedido para sentir el rojo líquido corriéndole por las venas y calentándole de un entusiasmo efímero que tendría que pagar de noche, cuando cedieran sus efectos y se despertara insomne por la próstata. Sí, había pedido vino en vez de cerveza para llevar la contraria, para ser otro, diferente y único, porque él tampoco estaba de acuerdo.

Otros textos de Pedro Benengeli en Narrativa Breve

3 relatos cortos de Ambrose Bierce

Bestseller No. 1
Scriveiner Rollerball Pen Bolígrafo Roller de Gama Alta con…
  • DISFRUTE DE LA SENSACIÓN DE UN AUTÉNTICO BOLÍGRAFO…
  • PLASME SUS PENSAMIENTOS SIN DIFICULTAD – Utilizamos…
  • IMPRESIONE A SUS COMPAÑEROS Y SERES QUERIDOS – El…
  • TRANSMITE ELEGANCIA, SOFISTICACIÓN Y UN LUJO SUTIL –…
  • COMPRE CON TOTAL CONFIANZA – Ofrecemos un gran…
Bestseller No. 2
Scriveiner Bolígrafo Bolígrafo de Gama Alta Negro con…
  • DISFRUTE DE LA SENSACIÓN DE UN AUTÉNTICO BOLÍGRAFO…
  • PLASME SUS PENSAMIENTOS SIN DIFICULTAD – Utilizamos…
  • IMPRESIONE A SUS COMPAÑEROS Y SERES QUERIDOS – El…
  • TRANSMITE ELEGANCIA, SOFISTICACIÓN Y UN LUJO SUTIL –…
  • COMPRE CON TOTAL CONFIANZA – Ofrecemos un gran…
Bestseller No. 3
Recambio de Rollerball Scriveiner Azul Fino – 4 Recambios de…
  • Punta Fina – Tinta Azul – Recambio de Rollerball…
  • Recambio de tinta líquida – Te ofrece la sensación de…
  • Tinta de excelente calidad – La punta fina permite…
  • Fabricado en Alemania – Diseñado para bolígrafos…
  • Tamaño Schmidt 888 – Los recambios de rollerball…
  • Garantía de satisfacción del cliente – Si no quedas…
Bestseller No. 4
Scriveiner – Pluma estilográfica con acabado dorado de 24…
  • ★DISFRUTA DE LA SENSACIÓN DE UNA VERDADERA PLUMA DE…
  • ★TRANSCRIBE TUS PENSAMIENTOS SIN ESFUERZO: Tu pluma…
  • ★IMPRESIONA A TUS COLEGAS Y SERES QUERIDOS: La pluma…
  • ★EXPRESA ELEGANCIA, SOFISTICACIÓN Y LUJO DISCRETO:…
  • ★COMPRA CON TOTAL CONFIANZA: Servicio al cliente…

Francisco Rodríguez Criado

Escritor y corrector de estilo profesional
Solicita un presupuesto de corrección para tus textos

narrativa_newsletterp

Última actualización el 2024-04-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Visita mi tienda Influencers Amazon.

Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

(Nota: narrativabreve.com participa en el programa de afiliados de Amazon, y como tal se lleva una pequeña comisión por cada compra que el cliente haga en Amazon después de entrar por alguno de nuestros enlaces).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.