Cuento de Javier Santos Rodríguez: La casita del paraíso

Supongamos que la semilla fuese depositada por una brisa de verano cerca del zanjón, pero no demasiado cerca, ahí, a la sombra grande de la alameda que está al borde del campo. De modo que tal vez recibiría el agua necesaria para germinar. No así la luz directa del sol, por lo que seguramente le costaría despuntar del suelo.

¿Un fresno? Acaso un paraíso. ¿Quién sabe?

De todas maneras podría sobrevivir, por qué no; al resguardo de la helada y de los vientos huracanados el arbolito buscaría la luz retorciéndose un poco, así, intentando captar del sol todo aquello que se filtrase por entre los resquicios libres del ramerío. 

Acaso una noche de invierno, hombres fornidos con hambre de madera pasarían por ese campo. Acamparían ahí mismo. Juntarían ramitas secas. Harían fuego para calentarse mientras guitarra en mano darían luz, quién sabe, a una zamba triste. Se echarían después sobre los yuyos y mirarían las estrellas para ponerles nombres propios, para hacerlas suyas. Y así les llegaría el sueño, la madrugada. 

A las ocho saldría el sol, como siempre es preciso; tal vez entonces despertarían ellos entre mates y galletas. Buscarían sus hachas, los guantes y quizás empezarían a talar la alameda completa. 

El arbolito, fresno, paraíso, o ceibo cimarrón, o… sin embargo, se salvaría de ser talado, a lo mejor. Por ser algo retorcido, y si bien tendría un buen tronco y una salud escondida, no serviría para construir ni siquiera una cama; por lo pequeño, y porque no sabría mostrarse de lo mejor.

Entonces ese día la antigua alameda, excepto por ese arbolito extraño, quedaría toda tronchada. Ninguno de esos grandes árboles campantes, rectos y estirados podría sobrevivir al hacha. Solo el arbolito desparejo que enseguida recibiría la luz del sol tendría oportunidad de crecer y desarrollarse quizás entonces como ninguno de aquellos. 

Ahora en ese campo habría un solo árbol enorme, al que le daría todo el sol, todos los vientos, todas las aguas. En él harían nido entonces las aves…  y hasta las estrellas.  

Seguiría siendo algo raro por su dificultad al crecer y aún llevaría las marcas de un desarrollo lento, angustioso, penoso. Pero tendría sobre él tantas horquetas y tantos nudos, tantas cicatrices, que les sería útil a los hijos del dueño del campo para treparse y construir una casa ahí arriba. Una linda casa del árbol. 

Ahora serían los niños quienes pasarían la noche contando las estrellas y nombrándolas a su modo. Ahora serían ellos, los niños alados, quienes cantarían como los gorriones.  

¿Y si no? Supongamos ahora que no. Que la semilla sigue allí, que en realidad es un sueño bien dormido, bien enterrado y en la oscuridad de la nada. Aun así, me pregunto, aun así, ¿ha dejado de ser la casita del paraíso?

Javier Santos Rodríguez

Imagen destacada del post, creada con Copilot (IA)

Los mejores cuentos latinoamericanos

    Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Asunto

    Su mensaje

    Para usar CAPTCHA, tienes que tener instalado el plugin Really Simple CAPTCHA.

    Wordsworth and Black’s Pluma de caligrafía – Pluma…
    • ✒️DISEÑO EQUILIBRADO Y HERMOSAMENTE HECHO: cada…
    • ✒️ CALIDAD INCOMPARABLE Y EXPERIENCIA DE ESCRITURA…
    • ✒️ QUÉ ES UN REGALO MAGNÍFICO: la pluma…
    • ✒️PUNTA MEDIANA, CONVERTIDOR GRATUITO Y EMBALAJE…
    • ✒️ COLECCIÓN CREST PREMIUM HECHA A MANO A LA…

    1001 cuentos

    Miles de cuentos de los mejores autores de ayer y hoy, recomendados por escritores

    1001 poemas

    Los mejores poemas, recomendados por personas cualificadas del mundo de la cultura

    Microrrelatos

    Sección con los mejores microrrelatos jamás escritos. Pequeñas grandes narraciones.

    Plumas estilográficas baratas para comprar por pocos euros

    Estilográficas INTVN para estudiantes. Inspiradas en Lamy Safari
    Pluma de escribir Schneider Glam Vip, para diestros y zurdos.
    Pluma para escribir Platinum, disponible en siete colores. Gran relación calidad-precio
    Plumas estilográficas baratas a la venta en Amazon
    Pluma estilográfica WJUAN. Bonita pluma en bambú, presentada en su estuche.

    Tazas de escritores

    6 nanocuentos de Manuel Pastrana Lozano

    <div class="a2a_kit a2a_kit_size_22 addtoany_list" data-a2a-url="https://narrativabreve.com/2017/10/6-nanocuentos-de-manuel-pastrana-lozano.html" data-a2a-title="6 nanocuentos de Manuel Pastrana…
    Leer más

    Adictos al rifle

    Ya sabemos, como indican los adictos al rifle, que no todo el mundo con un…
    Leer más

    narrativa_newsletterp

    Última actualización el 2024-04-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

    Visita mi tienda Influencers Amazon.

    Recomendaciones libros, tecnología y artículos de escritura

    (Nota: narrativabreve.com participa en el programa de afiliados de Amazon, y como tal se lleva una pequeña comisión por cada compra que el cliente haga en Amazon después de entrar por alguno de nuestros enlaces).

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.