‘El tigre que perdió sus rayas’ y otros microrrelatos de Manuel Pastrana Loxano

El tigre que perdió sus rayas, microrrelato

 EL TIGRE QUE PERDIÓ SUS RAYAS (microrrelato) Era ardiente, impulsivo, arriesgado, ansiaba el reconocimiento y el aplauso, le temiesen por su ferocidad, admirasen su velocidad portentosa, la habilidad para cazar su presa, su energía exuberante, apreciar su imponente belleza. Al paso de los años, con mayor experiencia y sabiduría, fue refrenando sus impulsos, a calmar … Sigue leyendo

Buenas noches, mi amor, y hasta mañana (poema de Amado Nervo)

¡Donc bon soir, mon mignon et a demain! (Palabras que Ana me dejó escritas una noche en que tuvimos que separarnos.) ¡Buenas noches, mi amor, y hasta mañana!Hasta mañana, sí, cuando amanezca,y yo, después de cuarenta añosde incoherente soñar, abra y estrieguelos ojos del espíritu,como quien ha dormido mucho, mucho,y vaya lentamente despertando,y, en una … Sigue leyendo

Mario Benedetti. Otra forma de narrar (Tan amigos)

Mario Benedetti, otra forma de narrar una historia

En este relato, “Tan amigos”, el escritor uruguayo Mario Benedetti, muy productivo en la escritura de poemas, novelas y relatos cortos, nos ofrece otra forma de narrar una historia, con muy poca participación por parte del narrador. Casi todo lo que acontece en este cuento nos llega de la mano de los personajes, dos amigos que quedan un día de mucho calor en una cafetería para solucionar un conflicto latente entre ellos.

A los muertos no se les llora (historia corta de Sebastián Willis Ortiz)

A los muertos no se les llora, cuento

La lluvia cesó. Caminaba dubitativo, nostálgico y desconcertado. Mamá no me dijo nada sobre la venta de la casa, ni mucho menos me informó de su nuevo paradero. Al cruzar la extensa avenida, paré cerca de una cafetería para prender un cigarrillo. Miraba a cualquier lado, pensando en mi presente incierto, y también pensaba en mamá. Luego de unos minutos salieron de la cafetería los señores Franklin.

Si muero joven (poema de Fernando Pessoa)

Fernando Pessoa, Si muero joven, poema

Este poema de Caeiro, “Si muero joven”, es toda una declaración de intenciones del propio Pessoa, que moriría relativamente joven, en 1935, con cuarenta y siete años, sin haber visto publicada la mayor parte de su obra literaria…  

Ícaro (un relato corto de Sergio Pitol)

relato de Japón, sergio pitol, historia corta

En este relato corto, “Ícaro”, el autor mexicano Sergio Pitol, de quien ya leímos la historia corta “Amelia Otero“, narra en esta ocasión un desasosegante día de narrador que ve una película japonesa en el Festival Cinematográfico de Venecia, un película que, sin poder evitarlo, le perturba, pues narra la muerte de un amigo. Gracias … Sigue leyendo

2 cuentos de amor de locura y muerte (Horacio Quiroga)

cuentos de amor locura y muerte, Horacio Quiroga

Os ofrecemos dos de esos cuentos de amor de locura y muerte de este autor que, no por casualidad, acabó dándose muerte (el suicidio fue una triste y dramática costumbre en su familia…). Los relatos son “Nuestro primer cigarrillo” y “El perro rabioso”. Este último texto narrativo fue excluido a partir de la tercera edición.  

La caja de música (un relato corto de Pío Baroja)

caja de música, Pío Baroja, relato

Hacia finales del siglo XIX conocí en París a uno de tantos españoles que pululan por allí. Era un riojano, a quien llamábamos Luis el de Nájera, porque hablaba con frecuencia de este pueblo, que debía de ser el suyo. Luis no sabía el francés necesario para hacerse servir en el restaurante, y se mostraba al mismo tiempo reclamador y exigente, como si quisiera que le atendieran los que no le entendían.

Cuento de terror de Pedro Benengeli

cuento de terror, pedro benengeli

Una paz muy alemana en un día de fiesta, sin apenas encuentros al cruzar por pueblecitos silenciosos de perfectas casas ordenadas, limpias aceras y cerrados comercios. Algo, sin embargo, había en el ambiente que no resultaba normal, una sensación de inquietud que no casaba con aquella calma ni con el precioso día primaveral que habían escogido para la excursión. Algo amenazador que se reflejaba, hasta con dulzura, en las nubes de aquel cielo velazqueño.