Fragmento literario: Almas de papel (Amparo Mir Espí)

Amparo Mir Espí

Todo empezó cuando Paula tenía quince años, siempre había sido una niña dominante, con mucha personalidad, y eso, pese a quien pese, con la edad se había ido acrecentando. Su madre, Alicia, pensaba que cuando fuera mayor cambiaría y mejoraría su carácter, había sido una niña mimada y por eso era dominante y caprichosa, o eso creía.

Relato corto de realismo sucio (Charles Bukowski)

relato realismo sucio, Bukowski, langosta

En este relato corto de realismo sucio, su principal representante en Estados Unidos, y podría decirse que en el mundo entero, Charles Bukowski, nos presenta una historia corta, “Menos delicado que la langosta” (traducido por alguna editorial como “Delicadeza de langosta”), en la que dos pintores alcoholizados, sin el menor decoro hacia el prójimo, salen con sus novias a tomar una copa (o cientos de ellas).

Cuento metaliterario de Flannery O’Connor: La cosecha

cuento metaliterario

De la gran escritora norteamericana Flannery O’Connor (1925-1964) ya leímos dos relatos cortos, “El río” y “El tren“, y hoy os traemos un cuento literario suyo, titulado “La cosecha”.

¿Y por qué decimos “metaliterario”? Pues porque uno de los personajes, durante la narración, se embarca a redactar su propio relato. Es decir, leemos un cuento en el que uno de los personajes escribe a su vez su propio cuento (o al menos lo intenta).

El caballo amarillo (Relato onírico de Ednodio Quintero)

Ednodio Quintero, cuento, caballo amarillo

Si yo soñara que soy algo más que un caballo amarillo: despojado de resabios y relinchos, reducido a la infeliz condición de bípedo pensante, enfilaría mis pasos rumbo a la ciudad más cercana, aquella que se vislumbra allá en el extremo sur de la llanura, y en la cual afloran altas chimeneas oscuras manchando de hollín el cielo sin nubes de esta mañana de septiembre.

El tiempo espera siempre en el interior de un bar (José Luis Ibáñez Salas)

cuento, bar, José Luis Ibáñez Salas

A media luz, el bar es como el purgatorio de un cuento escrito por algún escritor intenso. El hombre ha entrado en el servicio de caballeros. Lope mira la tele apagada mientras se pone la chaqueta marrón de los días de primavera asiática, como él los llama. La puerta de los lavabos se abre y el visitante tardío comienza a declamar unos versos.

El escritorio (relato corto de Tommaso Landolfi sobre el oficio de escribir)

Tomasso Landolfi, oficio de escribir, cuento

El escritor solía trabajar en una gran mesa de comedor (en cuya tabla estaban bien ordenados y oportunamente distanciados los objetos de su oficio), y ello por la sencilla razón de que no poseía un escritorio propiamente dicho. O sea, cuando hubo que repartir con su mujer, alojada en otro lugar entre sus polluelos, su mísero mobiliario, se había quedado con todo el comedor, consistente, por lo demás, sólo en aquella mesa y en un aparador o vitrina en el que guardaba sus viejos manuscritos y algunos libros.