El escritorio (relato corto de Tommaso Landolfi sobre el oficio de escribir)

Tomasso Landolfi, oficio de escribir, cuento

El escritor solía trabajar en una gran mesa de comedor (en cuya tabla estaban bien ordenados y oportunamente distanciados los objetos de su oficio), y ello por la sencilla razón de que no poseía un escritorio propiamente dicho. O sea, cuando hubo que repartir con su mujer, alojada en otro lugar entre sus polluelos, su mísero mobiliario, se había quedado con todo el comedor, consistente, por lo demás, sólo en aquella mesa y en un aparador o vitrina en el que guardaba sus viejos manuscritos y algunos libros.

El mentiroso (relato corto de Tobias Wolff)

Tobias Wolff, El mentiroso, relato corto

Hacia el final mi padre se pasaba la mayor parte del tiempo durmiendo y yo le observaba. A veces, desde abajo, me llegaba débilmente el sonido del piano de mi madre. En ocasiones él se quedaba traspuesto en su sillón mientras yo le leía; entonces su albornoz se abría y yo veía la larga cicatriz reciente que cruzaba su estómago, roja como la sangre en contraste con su piel blanca. Se le marcaban todas las costillas y sus piernas eran como alambres.

Seré famoso (relato corto de Antonio Barnés)

Seré famoso, cuento, Antonio Barnés

o, y a escribir, leyendo. Leer y escribir. Escribir y leer. Dijo Martín Gaite que escribir es comunicar. Y es verdad. ¿Para quién escribo? Se preguntaba Aleixandre. Para los lectores. Todo escritor ansía ser leído. Es un discurso que se escribe sin interrupción, sin miedo escénico, y que espera que sea leído en silencio

Un cuento sobre el coronavirus

ilustración de cuento sobre coronavirus

El coronavirus se había encargado de minar la serenidad familiar. Al principio, como tantos ciudadanos, habíamos tratado de quitarle importancia. Creíamos que el virus, procedente de China, tendría un recorrido corto y que antes de que nos diéramos cuenta habría desaparecido. Sin embargo, conforme pasaban las semanas y aumentaban drásticamente los casos de contagio, la confusión se adueñó de todos nosotros. A faltas de vacunas, el mejor modo de prevención era el aislamiento.

Relato corto de Antonio Flores Schroeder: El control

el control, móvil, cuento

A las dos les había sucedido casi igual, incluso llegaron a pensar que alguien les jugaba una broma. Las sospechas vinieron como dardos de todas partes, desde Roberto, su vecino que lidiaba la mayoría del tiempo con números en la cabeza y no podía dejar de contabilizar todo lo que le rodeaba, hasta Martha, la prima que había convertido la casa en un albergue para gatos.

Cuento de Navidad (Vladimir Nabokov)

cuento navidad Nabokov

Cuando sus huéspedes se hubieron ido se sentó en su mesa y apoyó la cabeza en su gran mano blanca. Junto al tintero había algo que parecía un vaso sencillo y cuadrado con tres plumas hincadas en una especie de caviar de bolas azules. El objeto tenía unos diez o quince años: había sobrevivido todos los tumultos, mundos enteros habían caído despedazados en torno de él, pero ni una de aquellas bolas de cristal se había roto