Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “El corazón delator”, de Edgar Allan Poe

Juan Fernando Sánchez ha seleccionado el cuento “El corazón delator”, de Edgar Allan Poe, que reproduzco con la traducción de Julio Cortázar.

EL CORAZÓN DELATOR, un cuento de Edgar Allan Poe

¡Es cierto! Siempre he sido nervioso, muy nervioso, terriblemente nervioso. ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos, en vez de destruirlos o embotarlos. Y mi oído era el más agudo de todos. Oía todo lo que puede oírse en la tierra y en el cielo. Muchas cosas oí en el infierno. ¿Cómo puedo estar loco, entonces? Escuchen… y observen con cuánta cordura, con cuánta tranquilidad les cuento mi historia.

Sigue leyendoLos mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “El corazón delator”, de Edgar Allan Poe

narrativa_newsletterp

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “Encender una hoguera”, de Jack London

Escritor Jack London (1876-1919). Fuente de la imagen
 
María Esperanza, creadora del blog La barbarie, cita “Encender una hoguera”, de Jack London (1876-1916), como el mejor cuento del mundo.  Y dice de Jack London que
 

“fue un maestro de la técnica de los cuentos. (Es curioso pero sus novelas siempre me parecieron inferiores: London se destacaba en los cien metros, no en el semifondo.) Si Poe inventó el cuento moderno, London lo perfeccionó, lo afinó como una navaja, y lo dejó ahí listo para que lo agarraran Hemingway, Woolf, y los demás. En un cuento de Jack London nada sobra, nada falta, y no puede cambiarse de él ni una coma. En él se suman una narración al mismo tiempo enérgica y sintética, y una maravillosa descripción de los paisajes helados de Alaska, de su crueldad y de su extremada belleza”. M.E.

El título original del cuento es  “To build a fire”. Es posible que lo encontréis en castellano como “Encender un fuego”. 
 

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado: “La escopeta”, de Julio Ardiles Gray

Julio Ardiles Gray. Imagen del director de teatro Rodríguez Muñoz

 

“Julio Ardiles Gray fue un escritor y periodista argentino. Su obra, no demasiado conocida, es un ejemplo de gran coherencia narrativa, no sólo por la diversidad de anécdotas, de personajes que desaparecen para reaparecer en otro libro, sino por la estructura común que se proyecta en un mismo clima de alta tensión dramática y poética”.
Pedro Orgambide

El cuento seleccionado es una muestra del viejo tema literario denominado “El viaje en el tiempo”, en el que los sucesos vividos en un tiempo de transcurso y desarrollo aparentemente normal significan en realidad el paso de cientos de años con el consiguiente descoloque del protagonista cuando de ello se percata. En dos de los cuentos populares maravillosos recomendados en esta sección se planteaba este tema: en el japonés EL PESCADORCITO URASHIMA, y en el georgiano LA BELLEZA DE LA VIDA. Aunque perteneciente al mismo tema general, el relato que nos ocupa trata de la actualización -con muchas variantes- de una leyenda medieval conocida como “El monje y el pajarillo”, leyenda que pretendía explicar de alguna manera el misterio teológico de cómo podía ser el gozo de la eternidad y que tuvo amplia repercusión en el mundo occidental. Aparece situada esta antigua leyenda en numerosos monasterios como el cisterciense de Heisterbach, cerca de Bonn, o el benedictino flamenco de Afflighem, y fue recogida en el siglo XII por Jacobo de la Vorágine en su Leyenda Áurea. En España hay dos versiones importantes: la más antigua sitúa la leyenda en el siglo X, en un primitivo monasterio antecedente del actual San Salvador de Leyre (Navarra) y tenía como protagonista el abad de dicho monasterio, San Virila. La otra versión española de la leyenda está ligada a San Ero, abad en el siglo XII del monasterio cisterciense de Armenteira (Pontevedra) y aparece recogida en la Cantiga CIII de Santa María de Alfonso X el Sabio. En todas ellas se cuenta, con ligeras variantes, la misma historia. Un monje se planteaba obsesionado el misterio de la eternidad. En una de sus meditaciones fuera del monasterio se sentó al lado de un arroyo cristalino y a la sombra de un árbol. Un ruiseñor comenzó a cantar, y el canto del pajarillo era de sonido tan agradable y armonioso, que el monje se olvidó del tiempo que pasaba y se quedó embelesado, escuchando aquel maravillosos canto. Cuando despertó todo era distinto, todo había cambiado porque habían trascurrido doscientos o trescientos años.
“La escopeta”, como ya he indicado, es una recreación y transcripción moderna de la vieja leyenda medieval.
Miguel Díez R.

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado: “La identidad”, de Elena Poniatowska

cuento de Elena Poniatowska

 

“A los 20 años de edad me hubiera gustado saber lo que sé ahora, pero desgraciadamente uno aprende con el tiempo, con los trancazos, con los libros y con la edad te vuelves también más vulnerable y más crítico, más autocrítico: cuando eres joven te lanzas como los cachorros, pero a esta edad ya te fijas, analizas los riesgos.”

“Siempre pienso que fallé y luego creo que, a lo mejor, no hay que dedicarle tanta pasión a la literatura, pero es como una droga. La literatura y el periodismo son una droga, que te agarran y no te sueltan. Por eso, ahora pienso que lo primero en mi vida son mis hijos y mis nietos. Y después todo lo que es el trabajo, el periodismo y el deseo de que le vaya mejor a mi país.”

“Estoy agradecida por ser una mujer afortunada. Percibo el cariño de la gente, tengo tres hijos y 10 nietos, unos seres humanos muy completos y generosos. Vivo rodeada por una iglesia, la de San Sebastián, un limonero, dos jacarandas y muchas flores”.

narrativa_newsletterp

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia (17): Los pocillos, de Mario Benedetti

El escritor extremeño  Elías Moro  es autor de libros de poesía como Contrabando (Editora Regional de Extremadura, Mérida, 1987), Casi humanos (bestiario) (Germanía, 2001) y Palos de ciego (El Pájaro Solitario, 2002), así como de libro de relatos como Óbitos súbitos (ERE, 2000). Su recomendación para Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia es “Los pocillos“, de Mario Benedetti .

Al final del cuento podéis ver un vídeo (con imagen estática) en el que el propio Mario Benedetti lee su relato corto “Los pocillos”.

 

Sigue leyendoLos mejores 1001 cuentos literarios de la Historia (17): Los pocillos, de Mario Benedetti

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado (267): El padre, de Olegario Lazo Baeza

“El padre” es un brevísimo cuento que, no obstante, en pocas líneas define la ansiedad de un humilde padre campesino por ver nuevamente a su hijo luego de muchos años de ausencia, quien se ha transformado nada menos que en un oficial de ejército. En pocas palabras el autor introduce al lector en el ambiente militar y en las circunstancias que rodean la trama, y la reacción molesta y avergonzada del ingrato hijo que se resiste a acudir al encuentro del padre y, cuando lo hace, es para reñirlo por la visita, dejándole allí, desconcertado y triste por la actitud desdeñosa de su hijo. Sin embargo, con amor de padre tiene aún valor para pedirle a sus compañeros de armas que le compartan, al menos, un pedacito del regalo que le llevaba.

Paulo Balle

 

Sigue leyendoCuento breve recomendado (267): El padre, de Olegario Lazo Baeza

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado (68): “Las líneas de la mano”, de Julio Cortázar

De una carta tirada sobre la mesa sale una línea que corre por la plancha de pino y baja por una pata. Basta mirar bien para descubrir que la línea continúa por el piso de parqué, remonta el muro, entra en una lámina que reproduce un cuadro de Boucher, dibuja la espalda de una mujer reclinada en un diván y por fin escapa de la habitación por el techo