El Diario Down: ¿Seríais capaces de soportarlo?

El Diario Down, Tranquility
Francisco padre y Francisco junior

El Diario Down: ¿Seríais capaces de soportarlo?

La empresa española Megalab ha zaherido estos días la sensibilidad de asociaciones y familiares de personas con el síndrome de Down (por no hablar, claro, de las personas que tienen este síndrome, por lo general ricas en sensibilidad). La polémica comenzó con un cartel con el que dicha empresa promocionaba durante un congreso médico las bondades de una prueba genética a la que han venido a llamar Tranquility. Nada que objetar… si no fuera porque dicho cartel estaba ilustrado con la imagen de una niña de corta edad con trisomía del 21; sobre ella, en letras blancas (el blanco es el color de la pureza), podía leerse el eslogan: “El test de ADN fetal no invasivo más completo”.

No hace falta ser Aristóteles para captar el mensaje: “Si no quieres cargar con un hijo con síndrome de Down, hazte nuestra prueba genética”.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El Diario Down: Subnormales

Días atrás me contaba un amigo que en este tipo de casos (un parto mal avenido, un aborto, una cesárea con complicaciones, etcétera) el padre suele quedar en segundo o tercer plano, tanto que nadie o casi nadie se interesa por su estado anímico. Es hasta cierto punto lógico: la madre soporta un plus de sufrimiento y tensión en cuanto a partos se refiere. No obstante, he de admitir que bastantes personas se han interesado por mí. El problema es que en realidad ni yo mismo sé cómo me encuentro. Las dos últimas semanas han corrido demasiado rápido (o demasiado despacio) y son tantas las imágenes que se agolpan en mi interior que no consigo procesarlas con el debido equilibrio. Tengo sentimientos encontrados, forma sutil de expresar que vivo como en un limbo.

El Diario Down: Un hermano para Francisco

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

El Diario Down, un hermano para Francisco
Fuente de la imagen

El Diario Down: Un hermano para Francisco

Desde que Francisco nació hemos oído en numerosas ocasiones lo conveniente que sería para él tener un hermano (o hermana). Un hermano al que cuidar, un hermano que le cuide. Un hermano con el que dar los primeros pasos en la vida, con el que jugar en casa o en el parque. Un hermano que le quiera y al que querer, que le dé besos, abrazos y alguna que otra patada en el culete.

Los niños Down se crían mejor en compañía de otros hermanos. Lo entiendo perfectamente: no podría pensar en una estimulación temprana mejor para él que un hermano, sangre de su sangre. Estos niños –por lo general tan cariñosos– crecen con más armonía cuando tienen al lado alguien a quien entregar ese amor. Eso nos dicen los psicólogos, los amigos, los familiares, los vecinos y el sentido común.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El Diario Down: Prismáticos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Síndrome de Down, El Diario Down, prismáticos, fútbol
Maqueta con la remodelación futura del Estadio Bernabéu. Fuente de la imagen

El Diario Down: Prismáticos

Después de algunos años, dos viejos amigos se reencuentran en el metro cuando se dirigen al estadio de fútbol. Aprovechando la circunstancia, se ponen al día de sus vidas (ambos se casaron, ambos tienen un niño pequeño, ambos admiran a Cristiano Ronaldo) y comparten sus previsiones sobre el partido que están a punto de ver.

–¿Qué llevas ahí? –pregunta uno de ellos, intrigado.

–Ah, esto. Son unos prismáticos –los saca de una bolsa, donde también guarda una bufanda–. Mi asiento está en el fondo norte, arriba en una esquina, el lugar más alejado del campo –Su interlocutor, que presencia todos los partidos desde la cómoda y privilegiada la zona Vip, asimila la información con un gesto silencioso y empático–. Pero con los prismáticos me apaño bien –remata el primero.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El Diario Down: Un mastín con el síndrome de Down

 

Francisco Rodríguez Criado, Diario Down, síndrome de Down, mastín
Betty. Fotografía: Francisco Rodríguez Criado

El Diario Down: Un mastín con el síndrome de Down

En el parque, converso con una chica sobre nuestros perros. Ella tiene un mastín blanco que hace buenas migas con Betty, quizá porque comparten edad, raza y aptitudes (o más bien negligencias) similares.

–Colette –me cuenta su propietaria– no es muy lista. Es algo torpe y lenta de reflejos. Como dice ni novio: parece que tiene el síndrome de Down.

–Mi hijo tiene el síndrome Down –digo asépticamente.

La chica me mira a los ojos y durante un par de segundos no sabe qué decir. Es un momento pletórico.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El Diario Down: Cita con el doctor

Bueno, ponerse malo sí puede, lo que no puede es curarse. Verá, doctor, lo que realmente me gustaría es irme a casa de mi madre para que me cuide, que me cuide como cuando era un niño y tenía unas décimas de fiebre y entonces yo no me levantaba de la cama en un par de días, porque no tenía perros, ni mujer ni hijos, ni facturas que pagar, solo tenía fiebre, que no es poca cosa.

El Diario Down: Un mundo maravilloso

 

el diario down, un mundo maravilloso, Francisco Rodríguez Criado
Francisco «Chico». Fotografía: Francisco Rodríguez Criado

Un mundo maravilloso

Francisco Rodríguez Criado

El niño con síndrome de Down está capacitado para hacer muchas cosas. Puede correr, jugar al fútbol, tocar un instrumento musical, leer cuentos, hacer felices a sus padres (faltaría más). Y con mucho empeño y disciplina acabará por mantener limpia su habitación y en un futuro podrá ser concejal o incluso ministro. En fin, un niño con el síndrome de Down puede hacer, a su ritmo, muchísimas de las cosas que hace un niño cromosómicamente normal. Puede hacerlo… si le dejan sus padres. Los especialistas suelen alertar a los progenitores de los más que posibles problemas que conlleva mimar a un niño down. Exigirle poco, mantenerlo entre algodones, hablar bajito para que el niño no sufra la menor contaminación acústica significa añadirle a la larga un rango mayor de discapacidad. Conclusión (con mis palabras, no con la de los especialistas): padres blandos, hijos tontos.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp

El Diario Down: Tradiciones

chico-fiestas
Francisco junior. Fotografía: Francisco Rodríguez Criado

El Diario Down: Tradiciones

Francisco Rodríguez Criado 

El ser humano vive en perpetua confrontación consigo mismo desde los tiempos de Atapuerca: no sabe si seguir siendo cazador o hacerse agricultor; si apoyar el zarismo de toda la vida o adherirse a la dictadura del proletariado; si convertirse en la persona que fueron su padre, su abuelo, su tatarabuelo… o reinventarse en un hombre nuevo. En definitiva, duda entre seguir la tradición o acatar sus propios designios.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp