Cuento breve recomendado: Luvina, de Juan Rulfo

luvina, Juan Rulfo

Un amigo me preguntaba recientemente qué libro de cuentos, en español y de la última mitad del siglo XX, le recomendaría como imprescindible y qué título de ese libro. Mi respuesta, “a bote pronto”, fue: El llano en llamas de Juan Rulfo, y el cuento: “Luvina”. Aunque me salga un poco de los límites de extensión prefijados para esta sección, no me resisto a incluir esta pequeña obra maestra de la narrativa corta hispánica, acompañada también en este caso de un largo comentario. Invito a todos los lectores de buenos cuentos a que aprovechen la ocasión para leer o releer otros tres cuentos de Rulfo considerados, juntamente con “Luvina”, la cima suprema de su cuentística y publicados en este blog: “¡Diles que no me maten!”, “Macario”: y “No oyes ladrar los perros”.

M.D.R.

[Este cuento incluye un comentario, al final, de Miguel Díez R.]

Sigue leyendoCuento breve recomendado: Luvina, de Juan Rulfo

narrativa_newsletterp

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “El collar”, de Guy de Maupassant

Cuento de Guy de Maupassant
Escritor francés Guy de Maupassant. Fuente de la imagen

El escritor Miguel Bravo Vadillo, colaborador entre otros medios de Narrativa Breve y Grandes Libros, nos recomienda un cuento del maestro del relato breve Guy de Maupassant (1850-1893), por su gran calidad literaria tantas veces comparado con el ruso Chéjov. “El collar” fue publicado por primera vez en 1884.

Sigue leyendoLos mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: “El collar”, de Guy de Maupassant

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado (273): “Del viejecito negro de los velorios”, de Eliseo Diego

Es el viejecito negro de los velorios, el que se sien­ta a un rincón, el paraguas enorme entre las piernas, el sombrero hongo sobre el puño del paraguas, la cara tan compuesta y melancólica que es la imagen de la oficial tristeza; a quien nadie pregunta con quién ha venido, porque se supone siempre que es el amigo del otro, y porque armoniza tan bien con el dolor de la casa aquella su antigua y espléndida tristeza.

Cuento breve de Miguel Bravo Vadillo: “El extraño personaje”

 

marquesina
Marquesina de autobús. Fuente de la imagen

EL EXTRAÑO PERSONAJE

Miguel Bravo Vadillo

Desde la cafetería Paraíso, donde trabaja como camarero, Samuel (un inmigrante de unos treinta años de edad) puede ver la parada de autobuses urbanos situada justo en la acera de enfrente. Sentado en el banco de la parada hay un hombre con las piernas extendidas que parece mirar, cabizbajo, sus propios pies. Samuel no sabría precisar cuánto tiempo lleva sentado allí aquel individuo pero, desde que se fijara en él, ha visto pasar un mínimo de cinco autobuses; y es una parada en la que él sabe que no coinciden más de tres líneas distintas. Desde luego cabe la posibilidad de que aquel hombre no esté esperando el autobús, sino a alguna persona con la que se haya citado allí; incluso puede que sólo esté haciendo tiempo antes de dedicarse a algo más provechoso. En cualquier caso, nuestro amigo decide no darle mayor importancia al asunto: las mañanas están cargadas de trabajo y no puede distraerse con lo que pasa en la calle.

Pero cuando, algunas horas después, Samuel vuelve a tener un minuto de respiro mira de nuevo a través del gran ventanal de la cafetería. Hasta ahora no había vuelto a pensar en aquel extraño personaje. Ya era casi la una de la tarde y aquel tipo seguía sentado en el banco de marras con la misma actitud ensimismada, quizá reflexiva. Samuel se da cuenta, además, de que hay más gente esperando sus respectivos autobuses; pero nadie se atreve a sentarse al lado del hombre en cuestión: todos permanecen de pie, ligeramente apartados. Pronto, sin embargo, comienza a llegar una nueva avalancha de clientes, exigiendo cañas frescas y sabrosas tapas, y Samuel vuelve a centrarse en su trabajo.

Sigue leyendoCuento breve de Miguel Bravo Vadillo: “El extraño personaje”

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado (272): “El comerciante”, de Franz Kafka

El fingimiento de una competencia universal, la apariencia de una laboriosidad sobrehumana es el motor oculto que impulsa la maquinaria de exterminio en la que quedan atrapados los protagonistas de Kafka, y que es responsable del funcionamiento de ese mundo absurdo de por sí. El tema principal de las novelas de Kafka es el conflicto entre un mundo que adopta la forma de esa maquinaria de funcionamiento impecable y un protagonista que intenta destruirla. A su vez esos protagonistas no son simple y llanamente seres humanos como los que encontramos diariamente en el mundo, sino modelos variables de un único ser humano cuya única cualidad distintiva es su imperturbable concentración en asuntos comunes a todos los seres humanos. Su función en el argumento de la novela es siempre la misma: el personaje descubre que el mundo y la sociedad de la normalidad son, de hecho, anormales, que las sentencias emitidas por los prohombres de prestigio reconocido son de hecho demenciales, y que los actos que se derivan de las reglas del juego son de hecho desastrosos para todos.

Hannah Arendt

Cuento breve recomendado: “La escritura de Dios”, de Jorge Luis Borges

Emma Risso Platero
Emma Risso Platero, amiga de Jorge Luis Borges. Fuente de la imagen en Internet

La poeta y periodista Gloria Díez Fernández nos recomienda el cuento “La escritura de Dios”, del argentino Jorge Luis Borges, a quien Gloria entrevistó en Buenos Aires. El cuento, incluido en El Aleph (Losada, Buenos Aires, 1949), está dedicado a Emma Risso Platero, una diplomática uruguaya que vivió en la capital argentina, donde conoció y se hizo amiga de Borges.

Sigue leyendoCuento breve recomendado: “La escritura de Dios”, de Jorge Luis Borges

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado: “El regreso”, de Rafael Dieste

 

Escritor Rafael Dieste. Fuente de la imagen en Internet

Rafael Dieste era una criatura angelical, que jamás levantaba la voz. Persona de trato muy afable y espíritu comprensivo, generoso, estaba dotado de una mente especulativa que le permitía entregarse al razonamiento matemático, alternando con la fantasía lírica en sus bellísimas invenciones literarias. Escritor de tan fina sensibilidad como finas eran las maneras del hombre civil cuya cortesía y delicada ponderación hacía contraste con la tónica desorbitada, gesticulante y gritona de nuestras tertulias, del estilo de su prosa emanaba una deliciosa fragancia de paisaje rústico y aldeano.

Francisco Ayala

Sigue leyendoCuento breve recomendado: “El regreso”, de Rafael Dieste

narrativa_newsletterp