Cuento de Guy de Maupassant: ¡Mozo, un bock!

El niño, presencia la disputa entre sus progenitores, pero es descubierto por su padre. Entonces huye despavorido porque piensa que el hombre lo va a matar. Se pierde en el bosque y solamente logra regresar a su hogar gracias a un guardia que lo encuentra aterido. Al entrar a su casa, el pequeño Juan advierte que sus padres se comportan como si nada hubiese ocurrido entre ellos. Sorpresa para él. No entiende lo que ha sucedido. “No tuve deseos de nada, dice. No sentí amor por nadie, se acabaron anhelos, ambiciones y esperanzas…”

La prosa y la poesía de Óscar Castro Zúñiga

Oscar Castro Zúñiga (1910-1947) es el escritor de la ternura y la sencillez por excelencia. Nunca su prosa intentó siquiera ser altisonante ni monumental. Le bastaba con usar las palabras como el fotógrafo aficionado va con su camarita de fuelle registrando allí una flor, allá un pichacho, a la derecha un manchón de sauces, y detrás de ellos el rumor del río. Para eso sí se requiere algo que no se vende en las boticas: capacidad de asombro.

Baldomero Lillo, el escritor sepultado dos veces

Con una disputa judicial que terminó en Tribunales concluyó el destino final de los restos del escritor Baldomero Lillo. Nacido en el año 1867 en el centro minero de Lota, a unos 600 kilómetros al sur de la capital, Santiago, falleció en la ciudad de San Bernardo, el 10 de septiembre de 1923. A fines del pasado siglo, la familia del autor de Sub Terra y Sub Sole comenzó trámites y diligencias con el fin de trasladar sus restos desde San Bernardo