Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: «El muerto», de Jorge Luis Borges

En la ciudad de Buenos Aires, el 19 de febrero de 2004, el escritor Eduardo Mazo le hizo una entrevista a María Kodama, «la mujer que sostiene, difunde y protege la obra literaria de Jorge Luis Borges». Durante esa entrevista, que puede leerse aquí, Karía Kodama afirmó que el relato «El muerto» era uno de sus cuentos preferidos.

«Shakespeare ayuda a Borges», por Manuel Pastrana Lozano

Una vez le preguntaron a Jorge Luis Borges por qué despreciaba tanto al fútbol siendo un deporte tan popular. Claro –respondió el escritor-, porque la estupidez es una cosa popular. Y luego confesó que sólo una vez en su vida había ido a un estadio, junto a un amigo uruguayo –jugaban Argentina y Uruguay-, y que apenas comenzó el partido conversaron de literatura o de otras cosas

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: «Biografía de Tadeo Isidoro Cruz», de Jorge Luis Borges

Fernando Marías (Bilbao, 1958), novelista, guionista ocasional de cine y editor, es autor de una vasta obra narrativa para adultos y para jóvenes y niños. Ha ganado numerosos premios, entre ellos el Nadal 2001 (El niño de los coroneles) y el XXIII Premio Novela Primavera de Novela (2010) con Todo el amor y casi toda la muerte.

Le he pedido a Marías que nos recomendara un cuento y ha elegido «Biografía de Tadeo Isidoro Cruz», de Jorge Luis Borges, una ficción que forma parte de un libro clásico, El Aleph, publicado por primera vez en 1949, cuando su autor apenas era conocido. (Como nos ha recordado María Kodama en alguna ocasión, la fama de Borges empezó en los años 60, tras recibir el premio Fomentor).

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: «Las ruinas circulares», de Jorge Luis Borges

En la ciudad de Buenos Aires, el 19 de febrero de 2004, el escritor Eduardo Mazo le hizo una entrevista a María Kodama, «la mujer que sostiene, difunde y protege la obra literaria de Jorge Luis Borges». Durante esa entrevista, que puede leerse aquí, Karía Kodama eligió «Las ruinas circulares» como su relato preferido de los escritos por Borges.

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: «La Biblioteca de Babel», de Jorge Luis Borges

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se componte de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas. Desde cualquier hexágono se ven los pisos inferiores y superiores: interminablemente. La distribución de las galerías es invariable. Veinte anaqueles, a cinco largos anaqueles por lado, cubren todos los lados menos dos; su altura, que es la de los pisos, excede apenas la de un bibliotecario normal. Una de las caras libres da a un angosto zaguán, que desemboca en otra galería, idéntica a la primera y a todas. A izquierda y a derecha del zaguán hay dos gabinetes minúsculos. Uno permite dormir de pie; otro, satisfacer las necesidades finales. Por ahí pasa la escalera espiral, que se abisma y se eleva hacia lo remoto. En el zaguán hay un espejo, que fielmente duplica las apariencias. Los hombres suelen inferir de ese espejo que la Biblioteca no es infinita (si lo fuera realmente ¿a qué esa duplicación ilusoria?); yo prefiero soñar que las superficies bruñidas figuran y prometen el infinito… La luz procede de unas frutas esféricas que llevan el nombre de lámparas. Hay dos en cada hexágono: transversales. La luz que emiten es insuficiente, incesante.

El origen de las traducciones literales, según Borges

Borges dio una serie de conferencias (seis en concreto) sobre el género de la poesía en la Universidad de Harvard durante el curso correspondiente a 1967-1968. Esas conferencias están recogidas en un libro, Arte poética. Seis conferencias, publicado por la editorial Crítica en 2005, con prólogo de Pere Gimferrer y traducción de Justo Navarro. Sí, he escrito bien: traducción. Resulta que Borges no leyó estas conferencias sino que las pronunció (en inglés) ante el auditorio (por entonces estaba casi completamente ciego), algo que, teniendo en cuenta la calidad de esas reflexiones, da una idea de la gran capacidad intelectual de Borges, por no hablar de su inmensa memoria. (Por cierto, Chesterton, a quien Borges cita varias veces en el libro, era también aficionado a dar conferencias «a pelo», sin el apoyo de apuntes).

Washington Cucurto: «Borges era un chorro»

Washington Cucurto (Quilmes, 1973) es el seudónimo que ampara al escritor argentino Santiago Vega, que empieza a ser considerado aquí en España -desde donde escribo este blog- poco menos que un escritor de culto. Puede que influya la dificultad para encontrar sus libros. Hasta donde yo sé, en España todavía no se ha publicado ninguno de ellos. Confieso, pues, que solo he leído narraciones breves y algunos de sus poemas. A espera de poder profundizar en su obra, le profeso cierto respeto por haber sido director de Eloísa Cartonera, un proyecto social enfocado a la edición de libros que supo hacer de la necesidad virtud: la materia empleada para esos libros era el cartón que ellos mismos compraban a los cartoneros de Buenos Aires.

Los mejores 1001 cuentos literarios de la Historia: «El espejo y la máscara», de Jorge Luis Borges

En el 150 aniversario del nacimiento de Chéjov, Babelia, el suplemento cultural de El País, le dedicó un especial al género del cuento en 2010 en el que algunos escritores compartían con los lectores cuál era su cuento preferido. Fernando Iwasaki, uno de los autores encuestados, seleccionón «El espejo y la máscara», de Jorge Luis Borges, incluido en El libro de arena.