Cuento de Agustín Cerezales: Mini

Agustín Cerezales, cuento, Mini

En ese orden se lo prepara, y en ese orden se lo come. Luego entra en la ducha y no cierra el grifo hasta que dan las dos. Cuando dan las dos suena el reloj del horno, el único que funciona en toda la casa, y Mini sale desnuda, mirándose en el espejo y contoneándose con gracia.