Cuento corto de Augusto Roa Bastos: La excavación

Roa Bastos, pionero de las letras paraguayas

Por Ernesto Bustos Garrido

El escritor paraguayo Augusto Roa Bastos, Premio Cervantes en 1989, autor de la famosa trilogía compuesta por Hijo de Hombre, Yo, el Supremo y El fiscal, es una emblema de las letras hispanoamericanas. Se le puede incluso considerar como un precursor del “realismo mágico” cultivado por García Márquez. Lo esencial de su obra es el factor guaraní. Él hablaba esa lengua, propia en la mayoría de los hogares paraguayos. Entendía la idiosincrasia de este pueblo ancestral y compartió con él sus dolores, sus luchas y sus esperanzas. En 1932 se escapó de su casa para alistarse en el ejército durante la guerra del Chaco contra Bolivia. Con Roa Bastos la literatura paraguaya da un salto y se empina hacia las cumbres de lo universal. Tuvo maestros inspiradores como Rafael Barrett, y Horacio Quiroga. El escritor uruguayo se acerca mucho a él en estilo y en temáticas. Roa Bastos nació en Asunción en 1917 y murió el 2005 en esa misma ciudad. Entre 1947 y 1989 estuvo exiliado en varios países, uno de ellos Francia. Vivió en Toulouse, donde ejerció el periodismo y la docencia. El dictador Stroessner lo persiguió con saña, es decir, con violencia y crueldad.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp