Cuento breve recomendado: “Tiempo de ánimas”, de Emilia Pardo Bazán

Tiempo de ánimas, cuento de Emilia Pardo Bazán

La mayoría de sus cuentos son realistas y cuando aparece lo fantástico adopta con frecuencia en nuestra escritora una peculiar característica y es que introduce los elementos fantásticos o sobrenaturales en situaciones totalmente reales. Este es el caso del cuento que nos ocupa, “Tiempo de ánimas”, en el que el realismo de toda la narración se quiebra en un momento determinado y de una manera ambigua que parece ofrecer una explicación realista y otra sobrenatural, es decir, un margen de incertidumbre entre el misterio y su explicación racional para que, en definitiva, sea el lector el que escoja una de las dos.

M.D.R

Tiempo de ánimas, un cuento de Emilia Pardo Bazán

(España, 1851-1921)

No cuento ni conseja, sino historia.

La costa de L*** es temible para los navegantes. No hay abra, no hay ensenada en que puedan guarecerse. Ásperos acantilados, fieros escollos, traidoras sirtes, bajíos que apenas cubre el agua, es cuanto allí encuentran los buques si tuercen poco o mucho el derrotero. Y no bien se acerca diciembre y las tempestades del equinoccio, retrasadas, se desatan furiosas, no pasa día en que aquellas salvajes playas no se vean sembradas de mil despojos de naufragio.

Sigue leyendoCuento breve recomendado: “Tiempo de ánimas”, de Emilia Pardo Bazán

narrativa_newsletterp

Dos cuentos metaliterarios de Elías Moro

Hoy contamos con la colaboración de Elías Moro (Madrid, 1959), autor de una valiosa obra narrativa y poética. En esta ocasión nos ofrece dos cuentos metaliterarios en los que homenajea a autores (Franz Kafka, Augusto Monterroso) y personajes literarios (Drácula, Frankenstein) harto conocidos.

Además del cuento, Elías Moro ha cultivado el género de las memorias (mediante la fórmula “Me acuerdo de”, de Georges Perec) en colaboración con Daniel Casado, las misceláneas (El juego de la taba), la poesía (Hay un rastro, Poema de los colores), los aforismos (Algo que perder) o los microrrelatos (Microrrelatos domésticos).

Sigue leyendoDos cuentos metaliterarios de Elías Moro

narrativa_newsletterp

Cuento de Francisco Rodríguez Criado: La mujer del cine Lorca

Hoy me he animado a compartir con vosotros uno de mis cuentos. El relato forma parte de mi último libro, Los zapatos de Knut Hamsun (De la Luna Libros, 2017), y fue publicado como adelanto en la revista Quimera (n.º 404).

Se narra en estas líneas  una historia surrealista escenificada por un joven desaliñado, absorto en las carteleras del cine Lorca, y una hermosa y enigmática mujer que viaja en un coche lujoso conducido por un chofer. Ya sabéis: ese tipo de narraciones cuasi oníricas que tanto me gustan. Otro ejemplo sería “Un largo viaje“).

Los zapatos de Knut Hamsun compila veintitrés cuentos, algunos de ellos muy breves, que suponen un muestrario de los caminos por los que discurre el cuento moderno, al menos tal como yo lo entiendo. 🙂

Sigue leyendoCuento de Francisco Rodríguez Criado: La mujer del cine Lorca

narrativa_newsletterp

Jubilación anticipada | Un cuento corto de Ramón Asís Alonso

Jubilación anticipada

A continuación podéis leer “Jubilación anticipada”, de Ramón Asís Alonso, un cuento de aliento crepuscular que trata una temática muy presente en estos tiempos que nos han tocado vivir.

El personaje-narrador repasa su circunstancia, profesional y sentimental, en el momento de abandonar, con cincuenta y cinco años, su profesión… y posiblemente algo más (que no vamos a desvelar en esta breve introducción).  

Sigue leyendoJubilación anticipada | Un cuento corto de Ramón Asís Alonso

narrativa_newsletterp

3 microrrelatos sobre el colegio

Tres microrrelatos sobre el colegio

Miguel Bravo Vadillo nos entrega tres microrrelatos que se desarrollan en las aulas de un colegio. Tres cuentos con niños que unas veces escuchan las explicaciones del profesor y otras veces desafían a este -aun sin querer- con sus dudas y preguntas.

Microrrelato: CIENCIA Y RELIGIÓN

–Una visión académica–

El profesor de religión pide a sus alumnos que busquen la definición de “Dios” en el diccionario de la Academia. Un alumno lee la definición: “Nombre sagrado del Supremo Ser, Criador del universo, que lo conserva y rige por su providencia”. Bien, dice el profesor, ¿qué significa eso? Nadie contesta. Pues eso significa, aclara el profesor, que Dios existe; porque si no existiera, la Real Academia (que limpia, fija y da esplendor) nunca lo hubiese definido. A ver, busquen ahora la definición de “teología”. Un alumno lee: “Ciencia que trata de Dios y de sus atributos y perfecciones”. Efectivamente, dice el profesor: “ciencia que trata de Dios”. ¿Y cómo podría tratar de Dios si Dios no existiese? No es necesario que contesten. Por otra parte, y como bien dice la Real Academia, se trata de una ciencia. ¿Qué quiere decir esto? Muy sencillo: que en el estudio de Dios los teólogos emplean métodos científicos. A ver, que alguien lea la definición de “ciencia”. Un alumno lee: “Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas”. Exacto, ratifica el profesor, “conocimiento cierto”. Es decir, que no deja lugar a dudas. Quizá ustedes han entrado hoy en esta clase pensando que ciencia y religión eran incompatibles, pero ya ven que no lo son; así que saldrán de ella siendo un poco más sabios.

Sigue leyendo3 microrrelatos sobre el colegio

narrativa_newsletterp

Cuento de Jorge Ávila: El escondrijo

Cuento de Jorge Ávila

Jorge Ávila (Malpartida de Plasencia, Cáceres, 1975), psicólogo de profesión, es autor de la novela Tambores de Pareja, publicada en 2015. Después de colaborar con sus narraciones en diversas antologías y revistas culturales, ha sacado en la editorial extremeña De la Luna Libros, en la colección Luna de Poniente, un libro de relatos titulado Conversaciones antes del despertador.

El libro está compuesto por ocho piezas, y a modo de muestra os ofrecemos la última: El escondrijo.

Sigue leyendoCuento de Jorge Ávila: El escondrijo

narrativa_newsletterp

Los zapatos de Knut Hamsun (nuevo libro)

Los zapatos de Knut Hamusn

Me agrada comunicaros que acabo de publicar un nuevo libro de relatos. Lo recibí hace un par de días y os aseguro que aún huele a bollitos recién horneados. :–)

Los zapatos de Knut Hamsun, que así se llama la criatura, ha nacido en Mérida, en esa aldea de irreductibles galos que es De la Luna Libros, una editorial referencial en Extremadura que lleva al pie del cañón desde los tiempos de Julio César.

En esta editorial, que dirigen Marino González y Ana Crespo contra viento y marea, publiqué años atrás el libro de relatos Un elefante en Harrods (2006) y la novela Historias de Ciconia (2008).

Sigue leyendoLos zapatos de Knut Hamsun (nuevo libro)

narrativa_newsletterp

Dos historias cortas de Francisco Tario

Hoy os traigo dos historias cortas de un autor más bien oculto que os pueden gustar .

Francisco Tario fue un escritor mexicano (1911-1977) no demasiado conocido, y eso ha fomentado en parte que se asocie su figura –creo que de manera artificial– a la marginalidad con la excusa de que no formó parte de ningún grupo literario ni se apoyó en ninguna corriente. Cultivó géneros como el cuento, la novela y el teatro, y se le compara con Juan Rulfo, un escritor clave en la narrativa breve del siglo XX que, pese a su fama, quizá por su carácter retraído, no buscó los focos. Un reportaje sobre Francisco Tario publicado en ABC retrata a Tario como un hombre atractivo, casado con una mujer muy hermosa, con cierto espíritu y aspecto dandi, y con muchas aficiones: el deporte, los toros, el fútbol, el piano, la vida en la naturaleza… Y fue amigo de Octavio Paz y Carlos Fuentes. (Todo lo cual casa mal con esa imagen de marginal que se pretende dar de él. Yo diría que fue un escritor inadvertido, y nada más, alguien que tenía cosas más interesantes que hacer que perder el tiempo en tertulias literarias, jeje).

Sigue leyendoDos historias cortas de Francisco Tario

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado: “Velocidad de los jardines”, de Eloy Tizón

Eloy Tizón

“Todo aquel que no se pliegue dócilmente a los dictados del mercado debe ser consciente de que no va a tenerlo fácil; ha escogido un camino en rampa, áspero, lleno de dificultad y con muchos escollos. Necesitará una buena dosis de sentido del humor junto a una gran capacidad de resistencia para superar los mil inconvenientes y mantener viva la llama a lo largo de años y años. Su auditorio será reducido y apenas ganará dinero con ello. Las satisfacciones —que también las hay, y nada desdeñables— provendrán de otro lado, del placer generado por el propio trabajo, del aprecio de unos pocos contemporáneos y una minoría de lectores exigentes. Con franqueza, no creo que el escritor literario llegue a extinguirse del todo; ni siquiera los regímenes totalitarios más atroces, fascistas o comunistas, lo han conseguido. Por muy poderoso que sea, ningún mercado impedirá que un loco se encierre, a solas en su cuarto, pese a quien pese, para producir belleza y emoción; y que otro loco, más tarde, lea esas páginas. De hecho, estoy seguro de que en este mismo instante, en algún lugar del planeta, esto ya está sucediendo.”

“Escribir, para mí, es tener ganas de escribir. Ganas de que haya algo donde antes no había nada. Ganas de llenar un hueco. De cubrir un vacío. De salvar del olvido algo, algo pequeño, irrelevante, de poco peso, como el color del cielo una tarde, el traje arrugado de Pablo o las mechas en la melena de Mónica. Cualquier cosa”.

“Me importa mucho la voz, las voces. De hecho, no termino de arrancar y le doy muchas vueltas al material hasta que no estoy bien seguro de saber cómo habla el narrador, qué entonación emplea, de qué giros se sirve, cuál es su música. Es casi lo único que necesito para ponerme en marcha. Cuando consigo sintonizar con nitidez la voz —las voces—, el resto me preocupa poco, no necesito saber el argumento ni tener planificado nada; me lanzo sin más. Confío ciegamente en la voz. Estoy de acuerdo con Borges cuando afirma que «saber cómo habla un personaje es saber quién es, que descubrir una entonación, una voz, una sintaxis particular, es haber descubierto un destino.”. 

Eloy Tizón

Sigue leyendoCuento breve recomendado: “Velocidad de los jardines”, de Eloy Tizón

narrativa_newsletterp