Cuento infantil: Neko y las hojas hojas sorprendentes

cuento infantil de Margarita Schult

Retomamos los cuentos infantiles. Hoy Margarita Schultz nos ofrece el cuento para niños “Neko y las hojas sorprendentes”. Conoceremos el caso de unas hojas realmente extraña que abundan en el bosque y que, según las malas lenguas, producen un profundo sueño…

Este cuento infantil forma parte de la serie Historias de Neko, con textos de Margarita Schultz e ilustraciones de Alejandra Ramírez, quienes en su momento ya nos ofrecieron un cuento intail sobre la solidaridad.

Sigue leyendoCuento infantil: Neko y las hojas hojas sorprendentes

narrativa_newsletterp

Cuento infantil de los hermanos Grimm: El clavo

cuento infantil de Los hermanos Grimm

En este cuento infantil los hermanos Grimm nos envían un mensaje a todos los lectores, al margen de la edad: hay que correr despacio.

Leed la historia de este comerciante y su caballo y lo comprenderéis.

 

Cuento infantil de los hermanos Grimm: El clavo

Después de haber hecho muy buenos negocios en la feria, vender todas sus mercancías y llenar su bolsa de oro y de plata, quería un comerciante ponerse en camino para llegar a su casa antes de la noche. Metió su dinero en la maleta, la ató a la silla y montó a caballo. Detúvose al medio día en una ciudad, y cuando iba a partir le dijo el mozo de la cuadra al darle su caballo:

–Caballero, le falta a vuestro caballo un clavo en la herradura del pie izquierdo trasero.

Sigue leyendoCuento infantil de los hermanos Grimm: El clavo

narrativa_newsletterp

Cuento de los Hermanos Grimm: Juan Sin Miedo

Cuento, Hermanos Grimm, Juan Sin Miedo
Hermanos Grimm. Fuente de la imagen.

Cuento de los Hermanos Grimm: Juan Sin Miedo

Érase un padre que tenía dos hijos, el mayor de los cuales era listo y despierto, muy despabilado y capaz de salir con bien de todas las cosas. El menor, en cambio, era un verdadero zoquete, incapaz de comprender ni aprender nada, y cuando la gente lo veía, no podía por menos de exclamar: «¡Este sí que va a ser la cruz de su padre!». Para todas las faenas había que acudir al mayor; no obstante, cuando se trataba de salir, ya anochecido, a buscar alguna cosa, y había que pasar por las cercanías del cementerio o de otro lugar tenebroso y lúgubre, el mozo solía resistirse:

Sigue leyendoCuento de los Hermanos Grimm: Juan Sin Miedo

narrativa_newsletterp