4 cuentos cortos del escritor argentino Gustavo Fingier

cuatro cuentos cortos del Escritor argentino Gustavo FIngier

Hoy os ofrezco cuatro cuentos cortos del escritor argentino Gustavo Fingier, cuatro historias didácticas que encierran una sabia lección y que pueden ser del agrado de niños y de adultos.

Y es que el objetivo de Gustavo Fingier es, como confiesa, “dejar gotas de enseñanzas, escribiendo cuentos cortos, frases y reflexiones que nos ayuden a ser mejores personas, a valorar quienes somos y a disfrutar de lo que tenemos. En un lenguaje tan sencillo, que es posible compartir con un niño, pero tan profundo, que les abrirá el corazón”.

Gustavo ha abierto recientemente su página, que ha titulado “Más que cuentos” y cuyo lema es: Un cuento, una enseñanza; una frase, un mensaje.

Y si queréis profundizar en la lectura de la narrativa latinoamericana, no os perdáis esta sección con los mejores cuentos latinoamericanos.

Rebajas
Cuentos argentinos: (una antología) (Nuevos Tiempos)
  • Rodrigo Fresán, Roberto Fontanarrosa, Eduardo Berti, Liliana Heker, Paola Kaufmann
  • Editor: Siruela
  • Edición no. 1 (04/15/2004)
  • Tapa blanda: 304 páginas
Rebajas
No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles (Literatura Random House)
  • Patricio Pron
  • Editor: LITERATURA RANDOM HOUSE
  • Tapa blanda: 352 páginas
Cuentos completos (Las eras imaginarias)
  • Rodolfo Walsh
  • Editor: Veintisiete Letras
  • Edición no. 1 (03/23/2010)
  • Tapa blanda: 300 páginas

Sigue leyendo4 cuentos cortos del escritor argentino Gustavo Fingier

narrativa_newsletterp

2 cuentos de la escritora argentina Laura Nicastro

Cuentos de Laura Nicastro

Las revistas literarias de Abelardo Luis Castillo (San Pedro, 1935 – Buenos Aires, 2017) marcaron un época en la vida intelectual de la Argentina entre fines de los 50 y pasados los 80. Hubo tres expresiones de este tipo: El Grillo de Papel, que salió en octubre de 1959 y que fue clausurada por el presidente Arturo Frondizi, al año siguiente de su aparición. Junto a un par más, El Grillo cayó bajo la censura inquisidora del Estado, quien le reprochó ser una publicación subversiva.

Después, casi a renglón seguido, Castillo sacó El Escarabajo de Oro, donde dio cabida a tres o cuatro jóvenes escritoras. El primer manifiesto se hizo con el mismo material del último número de El Grillo de Papel, aquel que fue confiscado cuando éste aún no entraba a prensa.

Sigue leyendo2 cuentos de la escritora argentina Laura Nicastro

narrativa_newsletterp

Cuento escondido de Juan Villoro: Confianza

Cuento oculto, Juan Villoro

Juan Villoro, mexicano nacido en 1956, es más periodista que escritor, y él lo acepta. Lo acepta porque no ve un choque o una disputa entre estos dos oficios. Se complementan, dice. De hecho, no habría sido periodista si no hubiese llevado en la sangre el afán de narrar historias.

Es autor de una valiosa colección de crónicas, reportajes y artículos. Ha escrito sobre rock, cine, sobre fútbol (es hincha del Necaxa y del Barcelona) y también sobre los narcos. A raíz de esto, se anda con cuidado. Por suerte aun no le ha “tocado bailar con la fea”.

Sigue leyendoCuento escondido de Juan Villoro: Confianza

narrativa_newsletterp

Cuento breve recomendado: “Leyenda esquimal”, de Ana María Shua

Leyenda esquimal

La mayoría de las tribus esquimales (los Innuit) vivían en zonas cercanas a la costa de América del Norte y Groenlandia, bastante al sur como para que la primavera dejara al descubierto la tierra, los arroyos, el pasto del que se alimentaban los caribúes, flores, árboles y pájaros. Vivían en casas de madera. Sólo en invierno construían iglúes para refugiarse de una tormenta en alguna expedición fuera de casa. Eran muy pocos los que realmente habitaban en iglúes, tan cerca del polo que casi toda su vida transcurría sobre los hielos eternos.

¿Por qué nos resulta tan fascinante la forma en que vivían esos antiguos esquimales?

Los mejores cuentos: El hombrecito del azulejo, de Manuel Mujica Láinez

el hombrecillo del azulejo

Andrés Pacheco, lector de Narrativa Breve, ha dejado un comentario en la página principal de Los Mejores 1001 Cuentos Literarios de la Historia recomendándonos “El hombrecito del azulejo”, un cuento muy original de Manuel Mujica Láinez.

“El hombrecito del azulejo” comienza con la conversación de dos doctores, apagados pese a su habitual carácter jovial, nada más concluir una visita profesional en un hogar en el que el pequeño Daniel podría tener las horas contadas.

El relato, que mezcla realismo y fantasía, es una vuelta de tuerca más sobre la Muerte como personaje literario. El tema no es un nuevo. No por casualidad, ya hemos publicado varias historias sobre la muerte en Narrativa Breve.  

Sigue leyendoLos mejores cuentos: El hombrecito del azulejo, de Manuel Mujica Láinez

narrativa_newsletterp

El caballero Carmelo, un cuento modernista

El caballero Carmelo, cuento modernista

En el uso del lenguaje depuran las expresiones y dejan de lado el refinamiento, y los términos un tanto rebuscados y optan sin más ni menos, por la palabra simple y sencilla, pero sin abandonar del todo la musicalidad de las frases y parlamentos.

El otro aspecto tiene que ver con los hechos que envolvieron la publicación del cuento. Su autor está en una misión diplomática en Italia, y desde allá realiza en potente lobby para conseguir el primer lugar en el Concurso al cual aspira a enviar el cuento. Escribe cartas, envía telegramas y recados para que el jurado lo tome en cuenta. Siente la necesidad de ganar el premio para desquitarse de sus antiguos camaradas de la Universidad de San Marcos, donde él había perdido una elección, prácticamente ganada, a la presidencia del Centro de Estudiantes. Finalmente, después de contactarse con el director del periódico que organizaba el concurso, el poeta Enrique Bustamante Ballivián, lo envía en sobre cerrado bajo el seudónimo de Paraca o Paracas. De esta manera se cubría de un posible fracaso. Es que tampoco quiere ser dos veces el hazmerreír de sus conocidos y colegas. El 3 de enero de 1914, finalmente, se conoce el veredicto: Valdelomar gana el primer puesto y cien soles. Esto lo hace feliz y días más tarde decide publicar un libro con sus mejores cuentos, el cual será encabezado por “El Caballero Carmelo”. E.B.G.

Sigue leyendoEl caballero Carmelo, un cuento modernista

narrativa_newsletterp

Cuento de Rafaela Contreras Cañas: La turquesa

Rubén Darío conoció a Rafael Contrera Cañas, “Rafaelita”, cuando era director del diario La Unión. Darío, aunque muy joven (veintidós años), ya era famoso gracias a la publicación de su libro Azul.  Rafaelita enviaba cuentos al diario, que eran publicados. Él no sabía quién era la autora, pero finalmente se conocen gracias a un amigo común, Tranquilino Chacón. Finalmente, se enamoran y se casan, tal como cuenta Ernesto Bustos Garrido en su artículo “Rubén Darío, el lilóforo celeste de las letras hispanas“.

Hoy damos uno de los cuentos de Rafaela Contrera Cañas, “La turquesa”. Una historia sobre las falsedades (las falsas amistades, los falsos amores), que se lee casi como un cuento infantil con un valioso mensaje. 

Sigue leyendoCuento de Rafaela Contreras Cañas: La turquesa

narrativa_newsletterp

5 microrrelatos de Manuel Pastrana Lozano

5 microrrelatos

El visitante extraño observa sin asombro el poderío en las alturas de las élites sombrías, edificios protegidos con la solidez del búnker, suburbios penumbrosos de la miseria continua, viviendas transparentes de la intimidad prohibida, cámaras de vigilancia acechando por doquier, miradas huidizas recelantes del vecino, policías imprevistos preguntando sin cesar, pantallas gigantescas incitando al consumismo, disimulo en los mensajes obligando a obedecer

El llano en llamas, un cuento de Juan Rulfo

Juan Rulfo

Juan Rulfo es una rareza dentro del mundo editorial. Fue un reputadísimo autor, uno de los más importantes del siglo XX, pese a que solo publicó dos libros de corta extensión: Pedro Páramo (novela) y El llano en llamas (relatos). Podría decir que pocos escritores han conseguido tanto con tan poco (entiéndase que me refiero a la extensión).

El llano en llamas fue publicado por primera vez en la revista América, en 1950, y tres años después en formato libro por el Fondo de Cultura Económica (Ciudad de México). La antología original estaba compuesta por quince narraciones, algunas de las cuales ya hemos leído en Narrativa Breve, como LA CUESTA DE LAS COMADRES, MACARIO o ¡DILES QUE NO ME MATEN!, a las que se sumarían otras dos a partir de 1971: EL DÍA DEL DERRUMBE y LA HERENCIA DE MATILDE ARCÁNGEL.

Sigue leyendoEl llano en llamas, un cuento de Juan Rulfo

narrativa_newsletterp

Un tal Lucas, un tal Julio Cortázar

Un tal Lucas, un tal Julio Cortázar
Julio Cortázar

El tal Lucas es el mismo tal Julio. Desde allí, parapetado tras esa identidad de niño o adolescente,  el escritor lanza sus dardos y sus ideas a veces excéntricas y geniales, a veces extemporáneas, sobre lo humano y lo divino. En sus escritos exhibe un pensamiento transgresor como sus “tips” de cómo lustrarse los zapatos o de cómo hacer el amor en una bicicleta. La crítica ha dicho que Un tal Lucas más que un libro con historias y ficciones es un compendio genial contra los tontos graves. Y no deja de estar en lo cierto.

El libro reúne una colección de ideas negras, de sandeces geniales, de un teatro con luces apagadas y los actores dándole al segundo acto, de velas sin pabilo y de picarones sin hoyo. Julio Cortázar amaba lo diferente. Él mismo un día leía en éxtasis a Baudelaire y más tarde se iba al boxeo a ver cómo Monzón le sacaba a mierda al “Mantequilla Nápoles”.

Veamos tres ejemplos de su original forma de combatir las voces de los tontos graves.

Por Ernesto Bustos Garrido

Sigue leyendoUn tal Lucas, un tal Julio Cortázar

narrativa_newsletterp