Cuento de Diego Zúñiga: Perdidos

Diego Zúñiga
Diego Zúñiga

Tiene dos novelas a cuestas y un sinnúmero de otros trabajos creativos como cuentos, relatos, crítica literaria y crónica periodística, que hoy gracias a la escritora rusa, Svetlana Alexiévich (Nobel de Literatura 2015) y a la Academia Sueca, es un género literario más.

Se trata del joven escritor chileno, Diego Zúñiga (nacido en el puerto de Iquique), que empieza a llamar la atención por su escritura construida a partir de acontecimientos mediáticos. Su novela Racimo, la segunda en su haber, arranca de los asesinatos ocurridos en la pueblo de Alto Hospicio, en el interior de Iquique, en el norte de Chile, donde un sicópata comenzó a acosar a niñas, adolescentes, las violó y mató sin asco para dejarlas enterradas o perdidas en el desierto. Zúñiga también es autor de un relato familiar, “Camanchaca”, donde un joven de no más de veinte años efectúa un viaje con su padre a la ciudad peruana de Tacna, en el límite norte con Chile. En el trayecto empieza a recordar los episodios más amargos de su niñez, en especial una inconfesable relación que tiene con su madre, en algo parecido a la trama de la serie televisiva Bates Motel.

Sigue leyendo

narrativa_newsletterp