El primer cuento de Silvina Ocampo

Silvina Ocampo

Para Silvina Ocampo, la sufrida esposa de Adolfo Bioy Casares, las fechas constituyen pilares fundacionales en su vida. Ella nació el 28 de julio de 1903, trece años después que su hermana Victoria. Cuando conoció a su esposo, éste era once años menor que ella. Se fueron a vivir junto a la casa de Adolfo (una especie de casa quinta o estancia en los suburbios de Buenos Aires). Gran escándalo social, grande.

Cuento sobre el lumpen juvenil (Ernesto Bustos Garrido)

cuento, lumpen


Toda esta “carne humana” formaba la clientela del Programa “Brilla el Sol”. La mayoría estaba allí por orden judicial, pero también había muchos que entraban a ese espacio de caridad por un plato de comida caliente. Iván les tenía lástima; a algunos había llegado a entenderlos. Entendía sus dramas y sus defectos. La mayoría era lo que se llama “casos perdidos”, que por mucho que se les ayudara a salir de ese submundo de golpes, amenazas, y delaciones, seguirían, inexorablemente, su sendero ya previsto hacia la noche total, hacia el derrumbe y hacia el ocaso de sus vidas, con una bala entre ojo y ojo por “soplón” o simplemente por “flaite”.

Ernesto Bustos Garrido

Sigue leyendoCuento sobre el lumpen juvenil (Ernesto Bustos Garrido)

narrativa_newsletterp

Cuento de Machado de Assis: Un hombre célebre

Cuento de Machado de Assis

Joaquim M. Machado de Assis (Río de Janeiro, 1839-1908) es quizá el más brasileño de todos los escritores de habla portuguesa. De seguir vivo, tendría una edad difícil de alcanzar, salvo esos personajes bíblicos que vivieron doscientos y hasta trescientos años, pero se vería fresco y se le sentiría jovial. Si hoy estuviera vivo su estilo continuaría vigente. Era mulato, hijo de un pintor de brocha gorda de piel morena, descendiente de esclavos libertos y una lavandera blanca que había venido al Brasil desde las islas Azores.

Sigue leyendoCuento de Machado de Assis: Un hombre célebre

narrativa_newsletterp

2 cuentos de la escritora argentina Laura Nicastro

Cuentos de Laura Nicastro

Las revistas literarias de Abelardo Luis Castillo (San Pedro, 1935 – Buenos Aires, 2017) marcaron un época en la vida intelectual de la Argentina entre fines de los 50 y pasados los 80. Hubo tres expresiones de este tipo: El Grillo de Papel, que salió en octubre de 1959 y que fue clausurada por el presidente Arturo Frondizi, al año siguiente de su aparición. Junto a un par más, El Grillo cayó bajo la censura inquisidora del Estado, quien le reprochó ser una publicación subversiva.

Después, casi a renglón seguido, Castillo sacó El Escarabajo de Oro, donde dio cabida a tres o cuatro jóvenes escritoras. El primer manifiesto se hizo con el mismo material del último número de El Grillo de Papel, aquel que fue confiscado cuando éste aún no entraba a prensa.

Sigue leyendo2 cuentos de la escritora argentina Laura Nicastro

narrativa_newsletterp

Modernistas: Manuel Gutiérrez Nájera

Manuel Gutiérrez Nájera

El mexicano Gutiérrez Nájera  fue el más modernista de todos los modernistas del nuevo continente. Su identificación con Rubén Darío se expresa en la fundación junto a un colega y amigo, Carlos Díaz Dufoo, de la revista Azul, un semanario que aparecía junto a la edición dominical del diario El Liberal. La citada publicación, con Gutiérrez Nájera primero como secretario de redacción y luego como director, circuló entre los años 1894 y 1896. Desapareció cuando el diario Imparcial sustituyó al Liberal. Durante esos dos años, por sus páginas desfilaron los más connotados modernistas de toda América Latina, además de reseñas, resúmenes, fragmentos de muchos escritores franceses, incluidos los simbolistas (*).

Sigue leyendoModernistas: Manuel Gutiérrez Nájera

narrativa_newsletterp

Leopoldo Lugones, un camaleón de pura cepa

Leopoldo Lugones

Leopoldo Lugones fue un hombre contradictorio, muy contradictorio. Aun así, nadie podría negarle su genio, su inteligencia, su disciplina, su búsqueda constante del lugar donde quería estar, sus argumentos en favor de las posturas que asumía y su adhesión sin reservas, por un tiempo, al movimiento Modernista. Fue de todos modos un personaje camaleónico; sin dudas. Como escritor vagó por los pasillos y corredores de las distintas formas literarias de su época. ¿Defecto o mérito? Nos interesa como miembro de la vanguardia de escritores modernistas en América Latina. Esta condición está ligada al arribo del poeta nicaragüense Rubén Darío a Buenos Aires, un día 13 de agosto de 1893, finales del siglo XIX.

Sigue leyendoLeopoldo Lugones, un camaleón de pura cepa

narrativa_newsletterp

El caballero Carmelo, un cuento modernista

El caballero Carmelo, cuento modernista

En el uso del lenguaje depuran las expresiones y dejan de lado el refinamiento, y los términos un tanto rebuscados y optan sin más ni menos, por la palabra simple y sencilla, pero sin abandonar del todo la musicalidad de las frases y parlamentos.

El otro aspecto tiene que ver con los hechos que envolvieron la publicación del cuento. Su autor está en una misión diplomática en Italia, y desde allá realiza en potente lobby para conseguir el primer lugar en el Concurso al cual aspira a enviar el cuento. Escribe cartas, envía telegramas y recados para que el jurado lo tome en cuenta. Siente la necesidad de ganar el premio para desquitarse de sus antiguos camaradas de la Universidad de San Marcos, donde él había perdido una elección, prácticamente ganada, a la presidencia del Centro de Estudiantes. Finalmente, después de contactarse con el director del periódico que organizaba el concurso, el poeta Enrique Bustamante Ballivián, lo envía en sobre cerrado bajo el seudónimo de Paraca o Paracas. De esta manera se cubría de un posible fracaso. Es que tampoco quiere ser dos veces el hazmerreír de sus conocidos y colegas. El 3 de enero de 1914, finalmente, se conoce el veredicto: Valdelomar gana el primer puesto y cien soles. Esto lo hace feliz y días más tarde decide publicar un libro con sus mejores cuentos, el cual será encabezado por “El Caballero Carmelo”. E.B.G.

Sigue leyendoEl caballero Carmelo, un cuento modernista

narrativa_newsletterp